Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 01 de mayo, 2020

Pablo Valderrama: Las otras derechas

Director Ejecutivo Idea País. Pablo Valderrama

Sergio Onofre Jarpa, el fundador de Renovación Nacional, era un símbolo viviente de la diversidad del sector. Lamentablemente, esa diversidad se ha visto opacada en los últimos 40 años: una derecha, la económica, simplemente aplastó a las otras.

Pablo Valderrama Director Ejecutivo Idea País.

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La reciente muerte de Sergio Onofre Jarpa ha contrapuesto opiniones sobre su figura. Y es cierto, no era un político libre de controversias, entre otros, por su papel en el régimen militar durante los 80, su compleja relación con los derechos humanos, su apertura al diálogo con la oposición y su temprano reconocimiento del triunfo del No. Sin embargo, hay algo que está fuera de toda discusión: Jarpa pertenecía a una derecha distinta a la predominante. Algunos le dicen derecha política y la contraponen a la derecha económica. Sí, puede ser. Lo relevante es que el fundador de Renovación Nacional era un símbolo viviente de la diversidad del sector.

Lamentablemente, esa diversidad se ha visto opacada en los últimos 40 años: una derecha, la económica, simplemente aplastó a las otras. Ello ocurrió porque esta corriente fue capaz de ofrecer al país –o a Pinochet, mejor dicho– una salida institucional que nadie más logró articular y que, como señala Sofía Correa Sutil en su libro Con las riendas del poder, venía diseñando hace mucho tiempo. Esa salida, qué duda cabe, permitió alcanzar el progreso que hoy gozamos –o parecíamos gozar hasta el 18/O–. Sus economistas cuajaron instituciones que abrieron la puerta a una prosperidad que no conocíamos, lo que terminó por posicionar a esa corriente como hegemónica en la derecha chilena.

Lo anterior, sin embargo, no está libre de problemas. La caja de herramientas con la que cuenta esa derecha económica es efectiva, pero limitada. No tiene instrumentos con que operar más allá de los que la economía le proporciona. Le cuesta entender la cultura, sus dinámicas y sus cambios. Es torpe para empatizar con los fenómenos sociales y tiende a observar la realidad desde una óptica meramente individualista, desconociendo los fenómenos colectivos que se esconden en el comportamiento humano. De ahí que no sepa actuar frente a esta soterrada y compleja crisis social, teñida por demandas legítimas y también por violencia, por la sacralización de un perro negro, de un Pikachu y “liderada” por jóvenes que juegan a ser una milicia. Ello requiere de un esfuerzo intelectual adicional y, por, sobre todo, de herramientas de las que ese sector carece.

Esto no implica buscar culpas o retratar únicamente lo negativo; más bien intenta reconocer limitaciones. Urge abrir espacios a otras corrientes con mayor preparación para enfrentar los desafíos intelectuales y culturales que imponen los tiempos que corren. Si la derecha se queja de no entender lo que ocurre en el país, debería al menos preguntarse en cuántas facultades de sociología, ciencia política, antropología y filosofía son enseñadas sus ideas. Ello no ocurre porque este sector ha despreciado esas otras ciencias, el arte y las humanidades.

Es prácticamente un hecho que la derecha no se renovará si no cede lugar a otras corrientes y propicia una sana convivencia entre sus filas. Desde el plano intelectual, esto es una tarea de largo aliento, pero al menos esta crisis social sirve como primer impulso. Felizmente, ya se empiezan a observar políticamente algunos síntomas de esta mayor apertura. Tal vez, la muerte de Jarpa permita reabrir este debate que lleva mucho tiempo dormido.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete