Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de agosto, 2018

Nicolás Ibieta: La comunicación de gobierno: ¿#ChaoSegegob?

Consultor en comunicación Nicolás Ibieta

Parece muy atingente revisar la institucionalidad de la comunicación de gobierno en Chile. Parece sensato preguntarse si vale la pena mantenerla como ministerio o convendría reformular lo que hay.

Nicolás Ibieta Consultor en comunicación
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El contexto de la comunicación pública en la actualidad brinda un escenario propicio para hacer un diagnóstico sobre el rol preponderante de ésta en la gestión de gobierno y para proponer mejoras de cara hacia el futuro. A nivel institucional, es el Ministerio Secretaría General de Gobierno, la Segegob, el órgano que está mandatado a gestionarla, aunque claramente no lo está cumpliendo.

 

Desde el año 90 hasta hoy -y siempre en la política-, la comunicación ha jugado un rol preponderante en la gestión de gobierno y lo seguirá teniendo. “Efectivamente, la comunicación de las instituciones públicas tiene consecuencias en la salud de las personas, en la belleza de los parques, en la seguridad de las calles, en la calidad de los transportes, en la protección del medio ambiente, en la paz…”, afirma la académica y especialista en comunicación política y de gobierno, María José Canel. Sin embargo, esta área de la actividad política ha sido poco estudiada para el caso de Chile. La estructura institucional para la gestión no ha variado significativamente en varias décadas, mientras los avances en tecnología como la forma misma de comunicarnos han cambiado vertiginosamente en los últimos años. Es así como vemos que los resultados en la percepción ciudadana de presidentes y gobiernos se han vuelto muy volátiles y han caído drásticamente en los últimos períodos. Al respecto, entre especialistas y protagonistas hay consenso en la debilidad de la institucionalidad.

 

En los primeros años desde el retorno a la democracia, José Joaquín Brunner explicaba que la tarea de comunicación en el gobierno debía ser cumplir, primero, con informar sobre su actividad y, segundo, entregar sus opiniones sobre los asuntos contingentes. Para ello se podrían utilizar tanto medios propios como los medios de comunicación. Remarcaba, sin embargo, que el gobierno en Chile de esos años no contaba medios propios de comunicación. Otro protagonista de la comunicación de gobierno durante los periodos de la Concertación, Rodrigo Uribe, señaló que el diseño organizacional adolece de redundancias y falta de sinergias, y que un foco en la comunicación presidencial por sobre la comunicación del gobierno contribuyó al desarrollo de una estructura paralela dominada por la comunicación de los ministerios, provocando descoordinación y problemas.

 

Cristóbal Aninat y Eugenio Rivera han dado otro punto de vista interesante en el contexto de la propuesta de reforma del Estado. Allí estos autores revisan las experiencias internacionales relacionadas con el llamado “Centro de Gobierno” (CG), así como las experiencias recientes del mismo en el gobierno de Chile, y dan cuenta de un grave déficit en la coordinación estratégica del gobierno, incluida la comunicación. Explican que la institucionalidad actual no cumple con darle el soporte adecuado al presidente, para lo cual proponen la constitución de una nueva Oficina de la Presidencia (OP), con la correspondiente reorganización del gabinete, siguiendo la línea de la institucionalidad presidencial que tiene Estados Unidos. Afirman incluso que en Chile los gobiernos han cometido errores recurrentes de declaraciones contradictorias entre los ministros y sus voceros. La estructura y divisiones de la OP que proponen absorberían algunas de las tareas que ejercen algunos ministerios en la actualidad, como las de comunicación estratégica y vocería de la Segegob, entre otras. La ventaja de incorporar la función de coordinación en el CG sería la de facilitar una acción coordinada en el proceso de políticas públicas, en la supervisión de los ministerios y de la comunicación estratégica del gobierno, y para ello proponen, entre otras medidas, la creación de una División de Comunicación Estratégica y Vocería, al interior de la OP, eliminando de paso la Segegob.

 

Otra propuesta a considerar puede ser la de la actual institucionalidad del Reino Unido. El órgano a cargo de esta tarea es el Government Communication Service (GCS), que es parte del Servicio Civil del Reino Unido y es el organismo profesional a cargo de las comunicaciones del gobierno. La ventaja de este modelo es la de un servicio profesional permanente para las actividades de comunicación; sin embargo, como sí ocurre en el modelo de EE.UU., tiene menor espacio para la función propia de comunicación que significa llevar adelante la implementación del programa del gobierno de turno.

 

Alternativas hay más de una y parece muy atingente revisar la institucionalidad de la comunicación de gobierno en Chile. Parece sensato preguntarse, entonces, si vale la pena mantenerla como ministerio o convendría mejor decir “chao Segegob” y aprovechar la tan necesaria reforma al Estado para plantear una nueva institucionalidad. Yo me inclino por reemplazarla. Y usted, qué opina: ¿#ChaoSegegob?

 

 

FOTO: SEBASTIAN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO