Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 10 de septiembre, 2018

Nicolás Ibieta: Activismo CEO

Consultor en comunicación Nicolás Ibieta

Distintas personalidades -en particular empresarios- han comenzado a participar del debate público y con una postura claramente definida. Se han vuelto referencia obligada de periodistas y medios para ver sus comentarios y replicarlos en distintas plataformas.

Nicolás Ibieta Consultor en comunicación

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Aaron Chatterj y Michael W. Toffel estudian desde 2015 el fenómeno del “CEO Activism”. Puesto en simple, se trata de las principales figuras de empresas o grupos económicos que comienzan a participar del debate público sobre distintos temas y con una postura claramente definida. Muchas veces sobre temas políticos, otras sobre asuntos públicos más generales, e incluso sobre cuestiones que están en los medios de comunicación en tal o cual momento. La regla, sí, es que vemos a estas prominentes figuras entrar en el debate público con sus opiniones, incluso llegando a convertirse en activistas de las causas que los mueven.

 

Un ejemplo actual y global es la participación del mandamás de Tesla, SpaceX y otras compañías, Elon Musk. El empresario dedica buena parte de su exposición pública a promover un mundo de energías limpias. Otro ejemplo más cercano a Chile, pero también internacional, es el del fundador de The North Face, Douglas Tompkins. Su compromiso con la protección de la naturaleza probablemente le dio mayor notoriedad que su actividad como empresario. Son varios más los casos de figuras de renombre mundial, pero en Chile también estamos viendo algunas expresiones del fenómeno.

 

Andrónico Luksic se vio envuelto en una batalla comunicacional hace un tiempo, tras la exposición en la Cámara de Diputados del parlamentario Gabriel Rivas. Este último profirió sendos epítetos contra el empresario, a quien hasta ese momento poco se le veía en medios masivos. Tras el incidente, Luksic decidió publicar un video en YouTube que sería un hecho inédito en la forma en que una figura pública de su reconocimiento respondía a un ataque público como del que había sido objeto. Después del video vendría la apertura de su cuenta en Twitter y de ahí en más, Luksic se ha convertido en un “CEO activista” en diversos temas y causas. Recurrentemente lo vemos apoyando a los deportistas chilenos e infinidad de veces ayudando a ciudadanos comunes con ideas para las que necesitan recursos o bien regalando algunas cosas para ciertas fechas. En ese flujo de opiniones, ya se ha convertido en una especie de costumbre que sus publicaciones sean seguidas para ver qué opina de tal o cual tema y muchas veces son recogidas por los medios de comunicación y de opinión.

 

Otro caso es el de Bernardo Larraín Matte. Quizás con menos polémica, pero con igual entusiasmo por la opinión, el empresario abrió también una cuenta en Twitter, la que mantiene con bastante regularidad y con mucha opinión respecto a la contingencia, a los temas del debate público y otras materias. Regularmente lo vemos empujando la agenda de modernización del Estado y, por cierto, opinando sobre temas relacionados con la empresa y la sociedad. Al igual que Luksic, Larraín Matte se ha vuelto referencia obligada de periodistas y medios para ver sus comentarios y replicarlos en distintas plataformas.

 

Podemos ver varios otros casos y seguramente serán más hacia adelante. La pregunta que cabe es, entonces, ¿qué causas defenderán estos nuevos protagonistas de la escena pública? Habrá que seguir sus posteos para ver sus opiniones y, como las redes sociales lo permiten, debatir.

 

FOTO: QUIÑENCO/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete