Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 1 septiembre, 2020

Michèle Labbé: Perdimos el foco

Economista Michèle Labbé

La parte más cruda de los efectos de la crisis sanitaria/económica sobre nuestro mercado laboral sólo se logra percibir cuando dejamos de hablar de porcentajes y empezamos a hablar de personas.

Michèle Labbé Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La semana pasada el INE publicó las cifras de empleo correspondientes al trimestre mayo–julio de 2020. Las cifras no sólo son malas, sino que empeoraron respecto de las de junio.

La noticia oficial es que la tasa de desempleo se incrementó desde 12,2% en junio a 13,1% en julio, un incremento de 0,9% cuando se compara con el mes anterior. Pero cuando se calcula respecto del mismo mes del año anterior, lo malo se convierte en peor, pues el desempleo se incrementó desde 7,5% a 13,1%; esto es un incremento de 5,6%.

Sin embargo, la parte más cruda de los efectos de la crisis sanitaria/económica sobre nuestro mercado laboral sólo se logran percibir cuando dejamos de hablar de porcentajes y empezamos a hablar de personas. Cuando analizamos la evolución de los empleos o personas empleadas, podemos empezar a comprender el tamaño del problema que nuestro país tiene por delante. Entre agosto de 2019 y julio de 2020 se han perdido más de un millón ochocientos mil empleos; si a eso se suman las personas que ya se identificaban como desempleados en julio del 2019, la cifra se encumbra sobre las dos millones doscientos mil personas. Esto es más del 20% de toda la oferta laboral de nuestra economía.

Pero no todas las noticias de empleo son malas. Cuando se revisan en profundidad las cifras de empleo por cuenta propia, se puede observar que julio es el primer mes, desde marzo del 2020, en que se vislumbra un cambio de tendencia y un incremento desde el trimestre inmediatamente anterior. Aunque por lo general, el incremento del empleo por cuenta propia no es la mejor de las noticias en una economía, entre marzo y junio de 2020 cayeron todas las cifras de empleo -el asalariado y el por cuenta propia al mismo tiempo- y, por tanto, los indicios de recuperación de uno pueden estar adelantando la recuperación del segundo, lo que es consistente con el levantamiento paulatino pero progresivo de las cuarentenas.

La liberación de las condiciones que permitan a los chilenos volver a sus trabajos deberían empujar la demanda por trabajo, mientras que la vuelta de las empresas a abrir deberían empujar a su vez la oferta de trabajo. Aunque el proceso sea lento y doloroso, de a poco deberíamos volver a la normalidad.

Sin embargo, no sólo es el virus el que puede provocar problemas en el camino. Hay otras razones mucho más poderosas que hará muy dificultoso el incremento de las ofertas de empleo, y esas son las razones políticas de gran parte de la izquierda y la falta de visión del gobierno para cambiar el camino por el que la oposición lo está obligando a transitar. Este sábado, en entrevista al diario La Tercera, el Ministro de Educación trasparentó la censura que el sector político ha impuesto sobre la posibilidad de hablar de la reapertura de los colegios, donde el Colegio de Profesores ha iniciado una campaña del terror. Lo que al parecer el gobierno no ha logrado ver, o no quiere ver, es que sin la vuelta al colegio de los niños, son muchas las familias y muchas las mujeres que NO podrán volver a trabajar.

La oposición del gobierno ha sido muy astuta en mantener el manejo de las agendas, y dado que no fue capaz de presentar al gobierno como ineficiente en el manejo de la pandemia, ha encontrado una nueva arma y es la de no permitir la vuelta a la normalidad y por tanto, inhibir la recuperación de la economía, pues sabe que esa es la mayor fortaleza con la que cuenta este gobierno. Tan astutos han sido que, que no sólo la oposición, sino que el gobierno y los partidos de todo el espectro han centrado toda su atención en el próximo plebiscito y en cómo hacer para que los contagiados activos puedan votar. Mientras, los niños del 99% de Chile siguen sin clases, y los extremistas incendian el sur.

Lo que el gobierno debe entender es que el orden público va a estar más en riesgo aún mientras no seamos capaces de generar trabajo para esos dos millones de chilenos que han perdido su empleo y sus ingresos, y para ello necesitamos volver a la normalidad, volver al colegio, reabrir las empresas y no ceder a las presiones que imponen los políticos por medio del miedo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete