Semana de definiciones en la Convención. Luego de 180 días la mesa, compuesta por la Elisa Loncon y Jaime Bassa, tendrán que dejar sus puestos para que lleguen los nuevos miembros a la presidencia y la vicepresidencia, respectivamente. Y como ya estamos comenzando a acostumbrarnos, el proceso fue con fanfarria y show incluido, y no sólo por el tiempo que se tomaron en votar, sino que también, por los candidatos finalmente elegidos.

La cosa partió con entusiasmo y con una que otra anécdota, entre ellas, la caminata de la Tere Marinovic -sonrisa y dientes al viento- rumbo a la vasija plateada a depositar su voto. Su periplo le valió un tirón de orejas por parte del ministro Paris… Bien por eso porque, aunque poco sentadora, la bendita mascarilla es necesaria, sobre todo con el Ómicron acechado sin piedad. Hasta ahí, todo relativamente bien. Los honorables comenzaron a votar por sus favoritos con la idea de llegar rápido a los 78 votos necesarios. La pelea estaba declarada entre la Cristina Dorador de Movimientos Sociales Constituyentes; la Patricia Politzer de Independientes No Neutrales; el diaguita Eric Chinga de la Coordinadora Constituyente Plurinacional y Popular y la Ramona Reyes miembro del Colectivo Socialista. Bastó el resultado de la primera votación para auspiciar que la cosa no se venía fácil, a tal punto, que la Bárbara Rebolledo de Vamos por Chile, quedó pisándole los talones a la Ramona.

Y la cargante dinámica de no llegar nunca a puerto comenzó a quedarse pegada. Pasaban y pasaban las horas y no lograban llegar a la mayoría necesaria para poder irse para la casa. Si hasta le pegaron un palo y le quitaron el piso a la Ramona Reyes. Ahí la cosa se comenzó a poner color de hormiga… Se me vino a la cabeza la votación del Papa Gregorio X, cuando tuvieron que pasar 34 meses para que apareciera humo blanco.

La primera sesión duró más de 14 horas. Fue entonces cuando se les comenzó a cortar la mayo a los convencionales de Apruebo Dignidad. Sus miembros no fueron capaces de llegar a un acuerdo y se tuvieron que ir a pegar una pestañita para recuperar fuerzas y volver a votar al día siguiente. ¡Ocho votaciones sin llegar a un acuerdo! Fue el Partido Comunista el que metió mano, cortó el queque y los dejó pagando. Así la cosa, sin haberlo anticipado o imaginado, los ganadores para liderar la mesa fueron la odontóloga de 40 años María Elisa Quinteros del Movimiento Social Constituyentes y el doctor de 33 años, Gaspar Domínguez, de Independientes Nueva Constitución, ambos catalogados como independientes.

Este acontecimiento me dejó nervioso y me dio mala espina… ¿Qué pasará con la mayonesa en el gobierno del niño de Magallanes? A la coalición de Apruebo Dignidad le queda un largo camino por recorrer y es evidente que aquí el que mueve la cuchara es el Partido Comunista… De ellos va a depender si el resultado de la mayo es cremoso o no.

¡Pucha que vas a tener que trabajar Gabriel! Cuero duro no más, nada de amargarte por que te tachen de “amarillo”. Vas a tener que ponerte firme y liderar con gracia y fuerza esta cocina. Hoy estás con la agenda llena de visitas de cortesía, consejos y una que otra petición, pero tu no pierdas el norte. Y hablando de visitas, ¿qué me dicen de la audiencia de la Carmen Frei ante el futuro presidente? La mujer llegó arrastrándose a ofrecerle su apoyo cuando la decé apuntaba para otro lado…

Si tuviera que darte un consejo, siéntate tranquilo a la mesa con tus más cercanos y compartan unos locos mayo con papa cocida y lechuga. En torno a esta delicia, discutan quiénes pueden ser los mejores compañeros para esta travesía, siempre protegiéndote la espalda de tus socios comunistas. No te olvides de que, si se corta la mayonesa, el plato no tiene ninguna gracia.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta