Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 11 julio, 2021

Mecha Corta: ¡Por favor! Ordenen la Cocina

La cocina política Mecha Corta

Bastó con tener la directiva seleccionada para que los constituyentes, sobre todo los ligados a la Lista del Pueblo y a los comunistas, comenzaran a sacar las garras.

Mecha Corta La cocina política
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Aquel Mari, Mari­… Mari, Mari… con que inició su discurso la convencional elegida para dirigir la Asamblea Constituyente, Elisa Loncón, quedará grabado a fuego en mi mente. Y no solo por su elegante vestimenta –trarilonco incluido– sino que, sobre todo, porque ese 4 de julio fue el puntapié inicial, según sus propias palabras, de la refundación de Chile y el inicio de la transformación hacia un país plurinacional e intercultural que establecerá una nueva forma de relacionarse entre todas las naciones que componen el territorio chileno. Admito que todavía me cuesta digerir y entender semejante proclamación, la cual tuve que acompañar con un par de copas de tinto.

Es de esperar que el despelote inicial de la instalación de la Convención no sea un presagio de su resultado. Las amenazas de funar la ceremonia, los gritos y manifestaciones destempladas, unos cuantos alterados entrando y saliendo del lugar y otros ignorando e interrumpiendo nuestro Himno Nacional, no solo retrasaron su inicio, sino que además montaron un espectáculo digno de alumnos gritones y desordenados de tercero básico. Eso sí, a cargo de una profesora de lujo, con mucha paciencia y manejo socioemocional, que finalmente logró controlarlos. Es que el temple de la distinguidísima Carmen Gloria Valladares fue clave para reestablecer el orden. Brindo por eso.

Tuvieron que pasar muchas horas para poder cerrar ese inolvidable primer día. Partimos con la mención uno a uno de los 155 constituyentes, quienes -unos más otros menos- jugaron a la prima donna robándose cámaras y aplausos. Luego hubo que votar por presidente y vicepresidente. Fue así como el amigo de Boric, Jaime Bassa, se convirtió en el segundo a bordo de la Doctora en Humanidades y Literatura, el mismo que hace unos años atrás se hizo famoso por el tirón de oreja que le llegó por presentarse a una comisión de la Cámara de Diputados sin chaqueta. En fin, bastó con tener la directiva seleccionada para que los constituyentes, sobre todo los ligados a la Lista del Pueblo y a los comunistas, comenzaran a sacar las garras. Su caballito de batalla: los supuestos presos políticos del estallido social. Al respecto me surgen dos dudas. Primero, ¿entenderán que un preso político es aquel privado de libertad debido a que sus ideas son una amenaza al gobierno y que nada tiene que ver con condenas por saqueos, incendios o portes de bombas? Y segundo, ¿habrán leído el manual de sus atribuciones? Por si tienen dudas: redactar una nueva Constitución para todos los chilenos.

No digamos que el gobierno se lució con el comienzo de las primeras sesiones. Más bien todo lo contrario. ¡Tenían la cocina sin gas! Fue como darle toneladas de miel a la oposición y, de pasadita, un garrotazo a La Moneda… Una lástima. Sin preguntarle a nadie, los constituyentes salieron a pedirle ayuda a la Universidad de Chile y con ello voló por los aires el encargado administrativo. Mientras tanto, el gobierno tomó palco y se perdió la oportunidad de al menos sumar algún ingrediente al proceso. Qué rabia más grande.

Hoy todas las fichas están puestas en la Catalina Parot, quien será la encargada de restablecer el orden entre tanto caos. No va a ser nada de fácil Cata, pero te conozco y eres una mujer bien gourmet, así que apuesto a que no te va a costar tanto ganarte a la gente y qué mejor forma de hacerlo que por el estómago.

Pasan los días y la cosa se complica más y más. Parece que estas señoras y señores no entienden que los eligieron para redactar una Constitución, que se supone, es la casa de todos. Aquí las agendas particulares tienen que quedar afuera y hay que tener claro cuáles son sus atribuciones. ¿Qué me dicen con esto de que el Partido Comunista ya quiere desconocer los 2/3? Si partimos así, no van a ser capaces ni de preparar un caldito de pollo. ¡En una cocina no se le puede cambiar el aceite a un auto, para eso están los talleres!

Cómo será el desajuste, que hasta Pepe Mujica, el mismísimo “Oráculo”, declaró que tenía miedo de que la Convención se convirtiera en una bolsa de gatos… Ojo constituyentes, hay que cuidar la cocina. Sin ella nadie come.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO