Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 04 de junio, 2020

María Emilia Undurraga y Cristián Balmaceda: ¿Agrado para quién?

Directora nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura - Alcalde de Pirque María Emilia Undurraga y Cristián Balmaceda

Los sectores rurales adyacentes a las grandes ciudades del país han sufrido el fraccionamiento de la propiedad. Esto ha dado paso a un uso residencial, con la consecuente expansión urbana artificial, generando un menoscabo no sólo en las actividades económicas que ahí se desarrollaban, sino también en la estructura social y ambiental existente.

María Emilia Undurraga y Cristián Balmaceda Directora nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura - Alcalde de Pirque

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace años existe discusión sobre los efectos que ha provocado el D.L. 3.516 en el proceso de consolidación urbana en sectores rurales. Este decreto estableció que fuera de los límites urbanos el tamaño predial debe ser de mínimo media hectárea, con lo que se buscó dinamizar las actividades agrícolas, ganaderas o forestales. No obstante, en los hechos, los sectores rurales adyacentes a las grandes ciudades del país sufrieron el fraccionamiento de la propiedad, dando paso a un uso residencial con la consecuente expansión urbana artificial, generando un menoscabo no sólo en las actividades económicas que ahí se desarrollaban, sino también en la estructura social y ambiental existente.

El reciente estudio “Parcelas de agrado desde la perspectiva censal y territorial”, realizado por el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales UC, el Observatorio de Ciudades UC y el INE, permite tener una radiografía clara de lo ocurrido a este respecto en la región Metropolitana y algunos casos en Coquimbo, Valparaíso, La Araucanía y Los Lagos. Datos como el crecimiento de viviendas en parcelas de agrado, entre los censos del 2002 y 2017, de 369,3% en Santiago y 820,6% en los casos de regiones estudiados, demuestran la profundidad de la situación. El caso extremo es la comuna de Peñaflor, con 4,7 viviendas de parcelas de agrado por cada 1 del área rural tradicional. Otro antecedente crítico es la pérdida de suelo agrícola, que se estima en un 10% en la Región Metropolitana y llega a un 16% en la comuna de La Serena.

La constatación de esta situación, es de la máxima complejidad por distintos motivos, dentro de los cuales es posible mencionar la disponibilidad de terrenos para actividades primarias que permiten el abastecimiento de las ciudades; la afectación de la biodiversidad, por corta de vegetación o expulsión de fauna nativa; las emisiones de gases de efecto invernadero, por los viajes que realizan estos habitantes hacia los centros urbanos; y la coexistencia de la identidad tradicional de los habitantes rurales con las costumbres de los nuevos vecinos urbanos.

La reciente promulgación de la Política Nacional de Desarrollo Rural es una oportunidad para que el Estado en su conjunto mire con mayor detención este fenómeno y mejore la planificación en estos territorios. De hecho, en ella se propone “propiciar el desarrollo de los asentamientos poblados de menor tamaño, favoreciendo la provisión de bienes y servicios de calidad en aquellos de mayor densidad, mejorando el uso y la ocupación regular del territorio”. Esta y otras acciones que se empezarán a discutir e implementar gracias a esta política son solo el comienzo de discusiones que creemos de máxima significancia para estos tiempos. Solo si es planificado es de agrado.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete