Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 31 de agosto, 2019

Manuel Bengolea: FED v/s Trump; gana Chile

Economista Manuel Bengolea

Las posibilidades de un acuerdo comercial en el mediano plazo entre China y Estados Unidos podrían ser una realidad, pues ambos países tendrán que lidiar con problemas domésticos muchísimo más importantes. Buenas noticias para la economía chilena, pues tanto las exportaciones como el precio de los principales productos de exportación deberían aumentar, contribuyendo a la aceleración de actividad económica.

Manuel Bengolea Economista
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A pesar de que el título de esta columna puede parecer poco relevante para los chilenos, la verdad no lo es. A estas alturas, el impacto que la guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene sobre el crecimiento económico global en general, y sobre Chile en particular, es innegable. Muchos podrán culpar al presidente Piñera de la desaceleración económica, pero es la guerra comercial lo que explica que las exportaciones chilenas estén contrayéndose desde cerca de un año atrás, lo que coincide con el inicio de las hostilidades arancelarias entre estos dos países.

El presidente de Estados Unidos, Mr. Trump, se anotó muchos puntos a favor con la retórica sobre el abuso comercial de los chinos contra los estadounidenses; más aún, con la baja de impuestos y los paquetes fiscales implementados con anterioridad, el consumidor estaba en las nubes. Sin embargo, el paso de la retórica a los hechos está manifestándose en una desaceleración económica que complica a los ciudadanos y al presidente Trump, que ya no cuenta con herramientas eficaces para prolongar la jauja económica. De ahí sus llamados, impropios de su investidura, a que el presidente de la Reserva Federal, la FED (el banco central de Estados Unidos), relaje la política monetaria, pues de lo contrario hay riesgo de recesión.

Las recesiones son fenómenos complejos con múltiples causas, sin embargo, los ciudadanos y/o los votantes son de narrativas simples, y eso juega en contra del presidente de Estados Unidos, que enfrenta elecciones en el 2020. En efecto, a la hora de recurrir a las urnas, los americanos van a culpar de la desaceleración o posible recesión a la guerra comercial con China como su principal causante, no a la FED. No es que la FED esté exculpada, ya que, después de todo, el alza de las tasas de interés ha acompañado cada una de las recesiones de la post-guerra. Sin embargo, en la memoria colectiva, las recesiones están asociadas a otros eventos. La de 1929 al colapso bursátil; la de 1973 al embargo del petróleo; la del 2001 a la explosión de la burbuja tecnológica; y la del 2007 y 2008 a la crisis “subprime”.

Creo que la necesidad política va a temperar al Sr. Trump, y que su interés en ganar las elecciones del 2020 lo hará buscar un acuerdo tarifario con China.

Es más, de las veinte mayores caídas porcentuales en el S&P 500 (índice bursátil de las 500 empresas más importantes de Estados Unidos) en el último año, la guerra comercial fue la razón para seis de ellas. En la actualidad vemos cómo reaccionan los mercados financieros a las noticias de la pugna comercial entre las dos principales economías del planeta, pues no solo las acciones son testigos de ello, sino que las tasas de interés en el mundo, el precio del cobre y otros bienes básicos importantes. En el caso de Chile, cuya apertura comercial nos tiene entre las economías más expuestas, el índice bursátil IPSA ha sido el de mayor caída en lo que va del año (14% en dólares), con la excepción de Argentina que ha elegido la autodestrucción (27% en dólares).

Creo que la necesidad política va a temperar al Sr. Trump, y que su interés en ganar las elecciones del 2020 lo hará buscar un acuerdo tarifario con China, pues sus llamados a la FED, por más que sean oídos, no serán recordados en el consciente colectivo como la razón de la recesión, sino que culparán a “tariff man”, como el mismo presidente se autodenominó en un tweet. Lo que queda por dilucidar es cuál será la reacción de China a los llamados de acuerdo del presidente de Estados Unidos. Xi Jing Pin, el presidente todopoderoso de China, también tiene sus flaquezas con el tema de Hong Kong, y por lo tanto querrá cerrar el flanco comercial antes de dedicarle su devota experiencia a los afanes de independencia de la provincia china.

En conclusión, las posibilidades de un acuerdo comercial en el mediano plazo entre China y Estados Unidos podrían ser una realidad, pues ambos países tendrán que lidiar con problemas domésticos muchísimo más importantes. Buenas noticias para la economía chilena, pues tanto las exportaciones como el precio de los principales productos de exportación deberían aumentar, contribuyendo a la aceleración de actividad económica.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: