Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 09 de julio, 2020

Luis Larraín: Retiros desde las AFP: Presente griego

Economista Luis Larraín

El gobierno, en lugar de centrar su despliegue comunicacional únicamente en explicar que su proyecto es mejor que otros -cosa que igual debe hacer-, debe asegurar a sus partidarios que, conforme a las atribuciones que le da la Constitución, ejercerá todas las acciones para impedir que esas iniciativas parlamentarias que destruirían las pensiones no serán ley. Si no es claro en eso, persistirán las fugas de aquellos parlamentarios que prefieren sumarse a iniciativas populistas que defender los principios de la centroderecha.

Luis Larraín Economista

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Los políticos de oposición y los rostros de la TV, siempre aliados en el afán de halagar a la población y ofrecer regalos pagados con la plata de otros, han iniciado una ofensiva para permitir el retiro de dinero desde la cuenta en la AFP. Parece bastante obvio que, si el ahorro previsional es obligatorio en todas partes del mundo, es porque si no lo fuera la gente usaría esa plata en otra cosa, la gastaría antes. De modo que sacar plata desde allí es una mala idea y en eso han coincidido todas las personas serias que han opinado sobre el tema.

Pero persiste el problema de un número importante de gente que ha tenido o tendrá merma en sus ingresos durante la pandemia. Una reciente encuesta Cadem le hace la pregunta a las personas y algo más de sesenta por ciento dice que sus ingresos han bajado y cerca de un tercio reconocen que no se han visto alterados. Esto ha hecho que el gobierno, que correctamente había focalizado la ayuda estatal en los más necesitados a través de subsidios en dinero y alimentos, haya levantado la vista hacia la clase media, reconociendo que también muchos de ellos necesitan ayuda. Así, el programa Red de Protección Social del gobierno ha incluido a la clase media, entregando un préstamo con interés real cero para quienes hayan visto caer sus ingresos en 30% o más. En cuatro cuotas de 650 mil pesos cada una se les entregará este crédito, que tendrá un año de gracia y cuatro años para pagar.

Además, se entregará una garantía estatal para que los bancos puedan postergar el pago de cuotas de créditos hipotecarios; se ampliarán los subsidios de arriendo a la clase media y los créditos CAE para la educación superior. Este paquete de medidas para la clase media se hace cargo de buena parte del problema y lo resuelve mucho mejor que el retiro de fondos desde la AFP.

Pero algunos insisten con retirar plata de las AFP, probablemente con otras intenciones. Para enfrentar la crítica de pan para hoy y hambre para mañana, que es irrebatible, dicen entonces: que el retiro de fondos sea reembolsado antes de la jubilación. Como decía una hija mía cuando chica: es una gran mala idea.

Sacar dinero de un fondo que rinde aproximadamente 4% real para después reponerlo, es pagar 4% de interés anual, en lugar de 0%, como propone el gobierno. Pero además hay otro problema que es cómo se afecta la economía política con una medida así. Es cosa de mirar a Perú, cinco años después de permitir sacar dinero del fondo de pensiones para alguna necesidad distinta a la pensión, se han agregado otras dos leyes aprobadas por los políticos peruanos que han mermado el fondo en un tercio. Una vez que se abrió la ventana para sacar plata del fondo antes de la jubilación, no se cierra más.

Pese a que la alternativa de préstamo blando a la clase media es objetivamente mejor para resolver el problema de carencia de ingresos durante la pandemia, como lo hemos demostrado, algunos parlamentarios de oposición han insistido en fórmulas para retirar fondos de la AFP y persisten en tramitar proyectos de ley en ese sentido. ¿Por qué será, si es que ya hay una solución al problema?

La verdad es que su objetivo es otro: terminar con el sistema de pensiones. Lo han dicho con todas sus letras el diputado Boric y el militante comunista Manuel Riesco. Su estrategia es ingresar un caballo de Troya desde cuyo vientre bajarán las fuerzas que destruirán el sistema. Por eso el gobierno, en lugar de centrar su despliegue comunicacional únicamente en explicar que su proyecto es mejor que otros, debe centrarse en una cosa: asegurar a sus partidarios que, conforme a las atribuciones que le da la Constitución, ejercerá todas las acciones para impedir que esas iniciativas parlamentarias que destruirían las pensiones no serán ley, ya que tienen costo fiscal y por lo tanto no pueden ser presentadas por parlamentarios. Si no es claro en eso, persistirán las fugas de aquellos parlamentarios que vergonzosamente prefirieron sumarse a iniciativas populistas que defender los principios de la centroderecha y el dinero para la jubilación de los trabajadores.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete