Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 05 de diciembre, 2019

Luis Larraín: Insurgencia, daño a la economía y medidas del Gobierno

Economista Luis Larraín

Este es el comienzo de un período negro de la economía chilena. Lo previsible es que las cifras de desempleo sigan aumentando en los próximos meses, tanto por efecto de la violencia que impide la normal realización de actividades comerciales y productivas, como de la incertidumbre por el proceso constituyente y la insistencia de algunos de partir con una página en blanco, que significa que no hay derecho alguno que esté garantizado en el futuro ya que todos ellos serán sometidos a las mayorías establecidas para tomar acuerdos.

Luis Larraín Economista

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Quienes apoyan irrestrictamente las movilizaciones sociales insisten en hacerlo pese a los evidentes costos que éstas han ocasionado al país. Aunque a estas alturas es evidente que la desatada violencia que ha estado incendiando las ciudades de nuestro país y destruyendo sus calles y comercios está altamente correlacionada con las convocatorias a paro y huelga general de la llamada Mesa de Unidad Social, el apoyo a la movilización sigue superando el 60% según la encuesta CADEM.

Y ahora empieza a manifestarse otra consecuencia de la violencia. La semana pasada se notificaron 41.543 despidos de trabajadores de empresas medianas y pequeñas en el último día hábil del mes. Adicionalmente se informó de 9.141 despidos en empresas grandes, de los cuales 3.121 corresponden a empleados de supermercados. Vale decir, cincuenta mil nuevos cesantes que tendrán que enfrentar este difícil período que viene en precarias condiciones. Por otra parte, según anuncia la Subsecretaría del Trabajo, en el mes de noviembre se aumentó en 80 % el número de despidos por necesidades de la empresa, pasando de 33.000 en noviembre de 2018 a 61.000 en noviembre de 2019.

Desgraciadamente, este es el comienzo de un período negro de la economía chilena. Lo previsible es que las cifras de desempleo sigan aumentando en los próximos meses, tanto por efecto de la violencia que impide la normal realización de actividades comerciales y productivas, como de la incertidumbre por el proceso constituyente y la insistencia de algunos de partir con una página en blanco, que significa que no hay derecho alguno que esté garantizado en el futuro ya que todos ellos serán sometidos a las mayorías establecidas para tomar acuerdos.

El IMACEC nos indica que la economía chilena registró en octubre su peor caída mensual en más de 10 años, llegando a un valor de -3,4% en comparación con el mismo mes del año anterior. El sector minero, que creció un 0,9%, atenuó un poco la baja del indicador pues la caída del sector no minero fue de un 4%. El comercio y turismo, los servicios y la actividad industrial han sido los más perjudicados. Más de 16% han caído las ventas del comercio. Hay temores de que el IMACEC del mes de noviembre tenga una caída aún mayor, pues allí se reflejará un mes entero con el país funcionando a media máquina.

A esta situación debiera sumarse el progresivo deterioro que sufrirá nuestra economía como consecuencia de la incertidumbre institucional. Dos años en que se ignoran las reglas del juego fundamentales que nos regirán en el futuro en cuestiones tan importantes como el derecho de propiedad, pueden ser muy dañinos, dependiendo de los términos en que se dé la discusión política. Y como los políticos parecieran estar en una competencia de medidas populistas, cada cual más dañina para la estructura económica de Chile, es difícil que la economía no se deteriore.

Ello nos haría caer en un círculo vicioso, pues la ralentización de la actividad intensificará los problemas de desempleo y restricción en los salarios y la pérdida de poder adquisitivo de nuestra moneda en un escenario de devaluaciones alimentará una mayor inflación. Todo ello redundará en más frustración.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete