Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 23 de agosto, 2015

Lagos, recargado

Lagos ha vuelto a ser Lagos. Esta debería ser una buena noticia para la política chilena y también para la alicaída Nueva Mayoría.

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Desde que Ricardo Lagos declaró que su edad era un impedimento para pensar en una opción presidencial, parece ser que se auto cargó de energía y se quitó unos cuanto años de encima. El ex Presidente tenía ganas de volver a protagonizar la agenda política, y sin duda, lo está logrando. A sus múltiples apariciones y opiniones de la contingencia, se agregó una larga entrevista en la Revista Sábado, la cual el medio tituló de manera sugerente: “Amo a Chile y haré todo para que salga adelante”. A buen entendedor, poca palabras. El tono, los dichos, hasta la fotografía de portada (un sonriente Lagos abriendo una puerta, lo que podría simbolizar una “salida” al crítico momento que atraviesa el gobierno) denotaban a un energético ex Mandatario, opinante, categórico y hasta algo pontificante respecto de temas que, sin duda, deben haber creado incomodidad y molestia en la Presidenta y su entorno como cuando comparó su actuación frente a su yerno en el época en que explotó el caso Corfo v/s la reacción de Bachelet con su hijo en el escándalo Caval. Es cierto, Ricardo Lagos habló fuerte y firme y ese es un atributo que él sabe bien que muchas personas esperan en períodos de confusión y ambigüedad. También es legítimo que señale que “la gente lo pide” o que él tiene las claves para alcanzar el soñado país desarrollado, pero hay que tener cuidado con el exceso de entusiasmo cuando se es parte de una coalición y se tiene el peso político e influencia que Lagos tiene en Chile.

No sé cuáles serán los planes del ex Presidente. A mí me parece que está dando señales políticas y comunicacionales claras de su entusiasmo por volver a La Moneda, por más que lo desmienta. Pero tal vez su plan sea convertirse en un referente, mediador y conductor de la Nueva Mayoría (más bien de la Concertación, para algunos). No tengo duda de que esto último podría ser un gran aporte para ayudar a salir al gobierno del difícil momento que enfrenta, sin embargo, ese rol requeriría de una interlocución, coordinación y acuerdo con Michelle Bachelet, de manera de evitar el efecto contrario. Pero especialmente de un personaje como Ricardo Lagos se esperaría prudencia y un mayor grado de sutileza política. No creo que la Jefa de Estado haya leído bien la visita a Burgos –cuya puesta en escena fue literalmente una visita “de Estado” para respaldar al ministro- justo en momentos que se encontraba de viaje y que la DC se movía entre la rabia y la confusión por los dichos de la Presidenta en una entrevista.

Lagos ha vuelto a ser Lagos. Esta debería ser una buena noticia para la política chilena y también para la alicaída Nueva Mayoría. ¿En La Moneda pensarán lo mismo?

 

Germán Silva Cuadra, Director del Centro de Estudios y Análisis de la Comunicación Estratégica (CEACE), Universidad Mayor

 

 

FOTO: MAURICIO MENDEZ/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: