Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 03 de diciembre, 2015

La productividad empieza por casa

El sector público en vez de hacer más con menos, ha terminado haciendo menos con más. Cualquier intento serio y responsable por mejorar la productividad en Chile, debe partir por hacer buen uso de los millonarios recursos con que cuenta el Estado.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En su exposición la semana pasada en la Enade, evento empresarial organizado por Icare, la Presidenta Bachelet hizo especial hincapié en que el mayor desafío económico de Chile era aumentar la productividad. Sin embargo, el discurso de la Presidenta tuvo una importante omisión. Entre sus propuestas no incluía un análisis crítico, acompañado de las propuestas respectivas, para mejorar la productividad de los más de US$ 50 mil millones que gasta el estado chileno anualmente. En mi opinión, al igual que la caridad, cualquier propuesta que surja del gobierno por aumentar la productividad debe partir por casa.

El presupuesto del fisco chileno se ha duplicado en los últimos 10 años (en moneda comparable). No obstante, las prestaciones que realiza el fisco a sus ciudadanos no han tenido ni de cerca un incremento similar. Por ejemplo, el presupuesto de educación ha crecido un 133% en la ultima década, mientras que los resultados de las pruebas Simce para el mismo período muestran sólo una mejora muy marginal, que en algunos casos como el de lectura en 8vo Básico es incluso un retroceso. En el caso del sector salud, las cifras son aún más preocupantes. Mientras el presupuesto prácticamente se ha triplicado en los últimos 10 años, las atenciones del servicio nacional de salud han subido sólo un 10% en 10 años. No se confunda, no es un 10% al año, ¡es un 10% en 10 años! De hecho, el total de camas disponibles en establecimientos públicos ha disminuido un 7,7% en la última década. Cuando analizamos el gasto en seguridad, el panorama sigue siendo el mismo. El presupuesto de orden público y seguridad ha aumentado un 133% en los últimos 10 años. En el mismo período, la victimización de los hogares a pasado de 37% a 43%. O sea en vez de caer ha aumentado. Y los casos de delitos de mayor connotación social han aumentado un 24%.

La productividad consiste básicamente en hacer más con los mismos recursos o idealmente con menos recursos. Los chilenos le hemos traspasado sumas millonarias al Estado chileno a cambio de la promesa de que con esos recursos nos iba a proveer de bienes públicos de calidad. El resultado está a la vista. El sector público en vez de hacer más con menos, ha terminado haciendo menos con más. Cualquier intento serio y responsable por mejorar la productividad en Chile, debe partir por hacer buen uso de los millonarios recursos con que cuenta el Estado.

 

José Ramón Valente, Foro Líbero.

 

FOTO: PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: