Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 06 de diciembre, 2015

La paz es más fuerte que la violencia

Los habitantes de La Araucanía esperan que se corrijan las pésimas políticas públicas que se han aplicado los últimos 20 años, ya que han premiado la violencia y han aumentado la pobreza de la región.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuando pareciera que la desesperanza, el abandono y la impotencia fueran la única compañía de las víctimas de la violencia en el sur de Chile, surgen acciones y gestos de humanidad que demuestran que la ayuda, la fraternidad y la unión se anteponen a la adversidad.

Hace unos días vivimos una jornada histórica , donde más de dos mil personas de diversos sectores del centro y sur de Chile, llegaron hasta La Araucanía para manifestarse a favor de la paz y entregar una sólida muestra de unidad y solidaridad a la familia Luchsinger Pauly, y a tantas otras que han sido víctimas de la violencia .

El predio de estos agricultores ubicado en la localidad de General López, a 30 kilómetros de Temuco, sufrió un ataque incendiario que destruyó una lechería y una bodega, el segundo gran atentado que los ha golpeado en el último tiempo, que además de provocar cuantiosas pérdidas económicas, dejó a los culpables en la más completa impunidad.

Tras el ataque, uno de los propietarios dijo que: “Era el peor escenario de todos». Sin embargo, desde ese escenario de fierros retorcidos y quemados, surgió la unión y la esperanza, primero con la solidaridad de los agricultores que llegaron hasta el lugar a instalar una sala de ordeña portátil y, luego, con una manifestación multitudinaria que dio una lección de unidad y apoyo, marcando un precedente para los acontecimientos futuros.

Ese día, todos los que estuvimos presentes respondimos a la violencia, con paz y con solidaridad porque sabemos que necesitamos apoyarnos y unirnos para exigir que se respete el Estado de Derecho y se termine la impunidad de los actos terroristas que están poniendo en riesgo el desarrollo de esta zona.

El terrorismo constituye una de las amenazas más graves para la paz y seguridad de un país. Es una de las mayores violaciones a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales, así como de los principios de democracia y de respeto que deben imperar en un Estado.

Muchas víctimas de la violencia participaron de este acto y transmitieron el dolor y el abandono en que se encuentran, pues el Estado no ha respondido, no ha reparado los daños y las pérdidas que han sufrido estas personas a raíz de los actos terroristas, aún cuando sabemos que jamás se solucionará la pérdida de sus seres queridos.

Lo hechos recientes en París son repudiables y sus culpables deben ser castigados. La condena de esos sucesos realizada por la Presidenta de todos los chilenos, la compartimos pero, ¿por qué no se reacciona igual en nuestra propia tierra?

En nuestro país, las víctimas de la violencia no son grandes empresarios o latifundistas como se caricaturiza, pero ni ellos ni la innumerable gente de pocos recursos, transportistas, trabajadores, parceleros, pequeños emprendedores, que han perdido su única fuente de trabajo, que han tenido que seguir pagando deudas por bienes que se los han quemado o simplemente abandonar sus campos; ninguno de ellos merece sufrir el nivel de violencia ideológica a la que son sometidos, y tampoco las personas de origen mapuche que son hostigados al interior de sus comunidades por no estar de acuerdo con la violencia.

Los habitantes de La Araucanía, y en especial las personas afectadas por esta escalada de violencia, esperan que se corrijan las pésimas políticas públicas que se han aplicado los últimos 20 años, ya que han premiado la violencia y han aumentado la pobreza de la región malgastando millonarios recursos pertenecientes a todos los chilenos, hipotecando el futuro de toda una región.

En el reciente acto solidario, tras el atentado a la Familia Luchsinger Pauly, dimos una señal potente de unidad, pero por sobre todo demostramos que la paz es más fuerte que la violencia.

 

Angélica Tepper K., presidenta de la Multigremial de La Araucanía.

 

FOTO: MOVIMIENTO PAZ EN LA ARAUCANÍA

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: