Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de diciembre, 2016

La Fed

Durante este período Chile se ha financiado a las tasas más bajas de su historia en los mercados internacionales. Eso terminó.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Para los que creen que esta columna tiene que ver con chocolates, les tengo una mala noticia. La Fed es la forma en la que quienes estamos en el mundo de la economía y las finanzas nos referimos al Banco de la Reserva Federal de EEUU, el equivalente de nuestro Banco Central. La marca de chocolates es “La Fête”. Muy buenos por lo demás. Así que si la salud de la economía de EEUU y su impacto en nuestro país no son temas que le apasionen mucho, le recomiendo detener su lectura en este momento y acompañar su café favorito con un rico chocolate de “La Fête”.

¿Por qué hablar de La Fed? Porque ayer su presidenta, Janet Yellen, anunció un aumento en la tasa de interés. Si bien dicho aumento fue de tan solo 0,25% y la tasa final quedó en apenas 0,75%, la decisión es significativa por varias razones.

Primero, porque de acuerdo a La Fed esta alza será seguida de tres más de similar magnitud durante el 2017. Segundo, porque la justificación del aumento es que la economía del país del norte está mostrando claros signos de progreso. Su tasa de desempleo es inferior a 5% y su tasa de crecimiento económico superior a 2%, que es el crecimiento potencial de este próspero país. Finalmente, el alza anunciada por La Fed también puede ser interpretada como el comienzo del fin de un prolongado ciclo de estímulos monetarios que se introdujeron durante la crisis financiera de 2008 para salvar la economía de EEUU y los mercados financieros globales de un colapso total. En otras palabras, durante ocho años hemos tenido el beneficio de contar con tasas de interés y por tanto costos de financiamiento, particularmente bajos y convenientes.

El fin de este largo ciclo de bajas tasa de interés puede tener importantes consecuencias para nuestro país. De alguna manera se podría decir que, sin ser parte de los invitados a la fiesta, hemos disfrutado del bar abierto durante todos estos años. En efecto, durante  este período Chile se ha financiado a las tasas más bajas de su historia en los mercados internacionales. La mala noticia es que justo ahora que tenemos un enorme déficit fiscal de cerca de US$ 10 mil millones al año, las tasas de interés han comenzado a subir. Para más remate, Fitch, una clasificadora de riesgo internacional, nos puso esta semana en revisión para bajarnos la nota. Con esto nuestro costo financiero subirá aún más.

Dicen que lo comido y lo bailado no te lo quita nadie. Pero la verdad es que cuando la farra es grande, la resaca también lo es. Durante el actual Gobierno hemos gastado como país en guerra. Solo con la llegada del ministro Valdés la farra se ha moderado. Pero aun así el Gobierno está gastando mucho más de lo que genera. Por lo mismo, la deuda pública ha subido cerca de US$ 20 mil millones en los últimos tres años. Con el término de la fiesta de tasas de interés bajas, la resaca de nuestra farra podría terminar siendo muy dolorosa para todos los chilenos.

 

José Ramón Valente, #ForoLíbero

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: