Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 31 de julio, 2017

La deuda de Michelle Bachelet

Fundación Idea País Iván Suric
La Presidenta prometía en su programa que la ocupación femenina aumentaría a un 60% y que también mejoraría la calidad del trabajo. Sin embargo, hoy no vemos ni más ni mejores empleos.
Iván Suric Fundación Idea País
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Más y mejores empleos”, anunciaba Michelle Bachelet previo a las elecciones pasadas, bandera de lucha durante su campaña que hacía especial hincapié en el aumento del empleo femenino y que, a sólo pocos meses de finalizar su segundo mandato, poco ha logrado cumplir.

Esto, porque esta semana se dio a conocer la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2016 realizada por el INE, cuyos resultados volvieron a dejar al descubierto la gran –y preocupante– diferencia salarial entre hombres y mujeres, cuestionando nuevamente la gestión impulsada por el Ejecutivo en este ámbito, teniendo en cuenta que hace no más de un año fue aprobada la reforma laboral.

La Presidenta, en su programa de gobierno, prometía que la ocupación femenina aumentaría a un 60%, especialmente en hogares de menores ingresos, en donde solo tres de cada 10 mujeres tienen trabajo. Y aseguraba no sólo aumentar la cantidad de trabajos, sino que también mejorar su calidad. Sin embargo, hoy no vemos ni más ni mejores empleos. La tasa de ocupación sigue estancada en 48% –cifra que se mantiene desde junio de 2015– y la desigualdad salarial según género aún existe.

Si a todos estos factores les sumamos la media de los sueldos a nivel nacional, que es de $517 mil pesos, la situación actual no sólo no mejora, si no que ha empeorado significativamente, dando claras luces de la infructífera labor de la Presidenta y su equipo para dar abasto a las demandas en materia laboral.

¿Por qué el Gobierno no se empeña en darle fuerza a las políticas económicas como se empeñó haciendo lobby para que se aprobara la ley de aborto en la Cámara o como defiende la gratuidad universal en la educación superior? Si lo hiciera, otro gallo cantaría. Es sumamente urgente que, a pesar del corto tiempo que le queda a la Nueva Mayoría en La Moneda, reordenen sus prioridades, ya que –al parecer–, ahí radica la raíz de este malogrado escenario económico.

Las políticas laborales centradas en la mujer no han sido más que un lamentable deseo de mejorar y que, a la luz de las cifras, se ha quedado sólo en eso: una mera pretensión.

 

Iván Suric, director de Administración y Finanzas de IdeaPaís

 

 

Foto: VÍCTOR SALAZAR M. / AGENCIAUNO

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más