Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de agosto, 2015

La caída de Francisco Huenchumilla

Sabemos que el nuevo intendente conoce y ha estudiado el tema de La Araucanía. Es un hombre de la región. Lo hemos visto trabajando en equipo con el ministro del Interior y eso lo consideramos favorable y auspicioso.

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La decisión del gobierno de remover a Francisco Huenchumilla como intendente de La Araucanía no pasó inadvertida. Con su gestión y actitudes como máxima autoridad regional sucedió lo mismo: polémico, frases innecesarias y obstinado. Y fiel a su estilo, apenas fue destituido, siguió en la misma senda criticando su salida y apuntado sus dardos al ministro del Interior. Lo anterior demuestra que la decisión de removerlo fue la correcta. Tal vez un poco tardía, pero necesaria y adecuada.

La labor de Huenchumilla tuvo un inicio auspicioso, colocando en primera línea los problemas de violencia existentes en la región. Sin embargo, muy pronto todo lo que parecía prometedor se fue diluyendo. Fundamentalmente porque, si bien en un inicio criticó la violencia de los grupos radicalizados, su posición se fue tornando confusa y poco a poco comenzó a dar señales que, en vez de contribuir, solamente dieron paso a exacerbar los ánimos y a una incipiente desconfianza hacia su gestión y manera de enfrentar los problemas. Un simple ejemplo lo grafica perfectamente: un par de meses después de asumir el cargo, visitó en la cárcel al machi Celestino Córdoba, condenado a 18 años por el crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay. Aquélla fue la primera de las muchas señales negativas que marcaron prácticamente todo su período como intendente.

Pero no sólo lo anterior le jugó en contra, sino también su incapacidad para fomentar diálogo y consensuar posiciones. Huenchumilla nunca demostró un genuino interés por trabajar todos juntos por La Araucanía. Muchas agrupaciones, no sólo la nuestra, quisimos colaborar con él -pese a las constantes descalificaciones que recibimos de su parte-, pero siempre se mantuvo lejano y reacio a cualquier iniciativa, propuesta o solicitud externa. Su excesivo personalismo fue un escollo insalvable a la hora de trabajar en equipo, sumado a una agenda propia que se sustentaba en frases polémicas que cada cierto tiempo lanzaba para mantenerse presente en los medios. De profundidad, absolutamente nada. Incluso se mostraba distante del propio gobierno que lo había llevado a hacerse cargo de la intendencia, detalle que, en definitiva, entendemos le pasó la cuenta. Ni hablar de la nula relación con el mundo político regional. En resumen, la labor de Huenchumilla como intendente no dejó nada constructivo, nada que beneficiara a La Araucanía, ningún aporte a la solución de los tantos problemas que afectan a la región, nada que ayudara a frenar y erradicar la violencia que nos afecta. Fue un tiempo absoluta y completamente perdido.

Del nuevo intendente, Andrés Jouannet, sabemos que conoce y ha estudiado el tema de La Araucanía. Es un hombre de la región. Lo hemos visto trabajando en equipo con el ministro del Interior y eso lo consideramos favorable y auspicioso. Desde ya le deseamos éxito en su nueva tarea y extendemos nuestra disposición a trabajar en conjunto, respetando siempre las distintas posiciones que contribuyan a la paz y que sean un real beneficio para todos los habitantes de La Araucanía.

Por último, sería prudente afrontar que es necesario revisar las políticas de compras de tierras. Es urgente un cambio en esta materia, ya que en la actualidad solamente se ha logrado más pobreza y violencia. Ojalá lo anterior el gobierno lo considere, para así empezar a establecer una adecuada línea de acción con respecto a uno de los muchos problemas existentes en la IX Región.

 

Alejandro Martini Iriarte, Movimiento Paz en La Araucanía.

 

 

FOTO:/AGENCIAUNO.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: