Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de septiembre, 2018

Juan Cristóbal Nagel: Zulia

Economista venezolano, profesor de la Universidad de los Andes Juan Cristóbal Nagel

El Zulia es la parte más poniente de Venezuela. El Zulia ha sido parte de Venezuela por muchos años. Quizás ha llegado el momento de que deje de serlo.

Juan Cristóbal Nagel Economista venezolano, profesor de la Universidad de los Andes

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace unas noches ayudaba a mi hija a estudiar la diferencia entre “nación” y “Estado”. “Nación», le decía, “es un grupo de gente que comparte una misma cultura, religión, geografía, idioma, costumbres… una mezcla de esas cosas. El Estado es la manifestación política de una nación”.

 

“Papá”, me preguntó, “¿existen naciones sin Estado?” Mientras le comentaba acerca de la “nación mapuche”, de los catalanes, de Quebec, o del “Estado Plurinacional de Bolivia”, a mi mente se venía mi tierra natal del Zulia.

 

El Zulia es la parte más poniente de Venezuela. Nací en el Zulia, y ahí me crié. El Zulia ha sido parte de Venezuela por muchos años. Quizás ha llegado el momento de que deje de serlo. La razón es que Venezuela, como idea, ha fracasado. La democracia ha muerto. La hiperinflación, la recesión y la violencia descontrolada han hecho de ese país un Estado fallido. La producción petrolera está cayendo rápidamente, a tal punto que Venezuela –poseedora de las mayores reservas petroleras del mundo- va en camino de dejar de ser un país exportador de petróleo.

 

En este colapso sin precedentes, el Zulia es víctima.

 

Caracas siempre ha representado una burocracia lejana, y ningún presidente de Venezuela ha venido del Zulia.

 

El estado Zulia es el más poblado de Venezuela. Su capital, Maracaibo, es la segunda ciudad del país. El estado ha sido de los menos chavistas durante todos estos años, y con razón –el zuliano es naturalmente emprendedor, abierto al comercio, y liberal en lo económico. El chavismo, con sus tradiciones venidas del llano venezolano, con su política de masas centrada en Caracas, siempre le ha parecido un poco foráneo al zuliano.

 

¿Existe la nación zuliana? Nuestro acento es diferente. Nuestras costumbres, música, y referentes históricos son distintos. Caracas siempre ha representado una burocracia lejana, y ningún presidente de Venezuela ha venido del Zulia. Antes de que existieran las carreteras, ir a Caracas implicaba hacer una parada en la colonia holandesa de Curazao, por lo que hacía falta tener un pasaporte.

 

En el Zulia nació la industria petrolera del país, pero el chavismo, en su apoteosis destructora, ha acabado con ella. Maracaibo hoy sufre apagones de varias horas al día, producto de la política nacionalizadora del chavismo caraqueño. Las noches son particularmente angustiantes –el calor sobrepasa los 30 grados centígrados, y sin electricidad para el aire acondicionado, la población sufre de un insomnio generalizado que la tiene al borde de la locura.

 

Cuando los países quiebran, se quiebran los países, y si hay un país quebrado en nuestra América Latina, ese es Venezuela. En los 90, cuando la antigua URSS y Yugoslavia dieron paso a otros experimentos, aprendimos que el cambio puede ser para bien. Las naciones no son eternas, y la evolución no es un proceso que debiera asustarnos. Eso lo aprendimos también en América en 1810.

 

Es menester para los zulianos, entonces, preguntarnos si son sólo las finanzas del país las que están quebradas, o más bien la idea misma de la nación venezolana.

 

FOTO: JULIO ILIDIO SPINOLA EN FLICKR

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete