Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 22 de agosto, 2018

Juan Carlos Said: Nueva Ley de Tabaco: El proyecto de ley que sí requiere urgencia

No nos engañemos: sacarse fotos en redes sociales con personas disfrazadas de corazón e invitando a no fumar o poner juegos en las “plazas saludable”, no va hacer absolutamente nada de fondo por la salud cardiovascular de los chilenos. 

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este mes se celebra el mes del corazón, y el Estado junto con el gobierno tienen poco que celebrar: la principal causa de enfermedad cardiovascular en Chile es el tabaquismo. Casi 34 % de los chilenos fuma y somos, según datos de la OMS, líderes latinoamericanos en tabaquismo.

Según cifras del Minsal, 45 personas mueren al día por tabaco y 18% de las muertes del país se deben a esto. El tabaco no sólo daña el corazón. Aumenta al riesgo de accidentes cerebrovasculares y de al menos quince tipos de cáncer, incluyendo boca, esófago, pulmón y vejiga entre otros. Más aún, el que fuma, no muere solo: daña en el camino a todos los que están alrededor de él, que se convierten en fumadores pasivos.

El Presidente Piñera, ya hizo algo relevante en su período anterior: estableció una Ley de Tabaco que impide fumar en espacios públicos. Esta Ley, fue un paso significativo, que se estima ha llevado a una disminución de un 8% el número de infartos.

El momento de apoyar este proyecto, además, parece el oportuno: actualmente, la agenda en salud se encuentra entrampada, entre los cuestionamientos que una minoría de la oposición realiza al subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo.

El paso siguiente es sin duda avanzar en el proyecto de ley impulsado por la ex Presidenta Bachelet en su último gobierno. Éste establece cajetillas genéricas, de un sólo color, y con una sola tipografía, que deberán estar en los lugares de venta, en un lugar no visible. Prohíbe, además, los dispensadores automáticos y fumar en parques y plazas, ambas medidas destinadas a limitar el acceso de los niños al tabaco. En forma novedosa, además, propone que “las compañías tabacaleras responderán solidaria y objetivamente de todo perjuicio causado por el consumo de tabaco, salvo en aquellos casos en que acrediten haber ejecutado o financiado acciones de rehabilitación a la adicción al tabaco”.

Apoyar este proyecto permitiría al Presidente Piñera demostrar que en Chile las políticas de salud pública son políticas de Estado, que se continúan de un gobierno a otro, independiente del color político.

No se trata de perseguir o penalizar el consumo de drogas, sino de mantenerlas en el ámbito legal, pero evitando toda acción que implique fomentar su consumo en niños. Las tabacaleras sólo sobreviven reemplazando fumadores muertos por otros más jóvenes. El proyecto, sin embargo, duerme en la Cámara de Diputados, sin tener urgencia legislativa.

Apoyar este proyecto permitiría al Presidente Piñera demostrar que en Chile las políticas de salud pública son políticas de Estado, que se continúan de un gobierno a otro, independiente del color político. Más aún, posicionaría a nuestro país como un líder mundial en legislación antitabaco, comparable a lo que sucede en Australia y Finlandia.

El momento de apoyar este proyecto, además, parece el oportuno: actualmente, la agenda en salud se encuentra entrampada entre los cuestionamientos que una minoría de la oposición realiza al subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo. Impulsar la ley de tabaco, a cargo de la subsecretaría de Salud Pública, sería una buena oportunidad para destrabar la agenda, avanzando en un proyecto promovido por el gobierno anterior, que podría encontrar fácilmente apoyo transversal.

No nos engañemos: sacarse fotos en redes sociales con personas disfrazadas de corazón e invitando a no fumar, o poner juegos en las “plazas saludables” no va hacer absolutamente nada de fondo por la salud cardiovascular de los chilenos. Si por el contrario, el Presidente desea en este mes hacer algo de verdad que disminuya la epidemia de tabaquismo, corte el gasto en salud y salve los corazones de miles de chilenos, la respuesta es una sola: ponerle urgencia a la ley de tabaco.

 

FOTO : PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO