Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de febrero, 2019

José Antonio Viera-Gallo: Socialismo millenial

Abogado y político. José Antonio Viera-Gallo

Se trata de un movimiento crítico y libertario, algunos de cuyos exponentes se reconocen en el socialismo democrático. A diferencia de las protestas estudiantiles de los 60, sus principales líderes son mujeres y operan desde las instituciones democráticas, sin retóricas utópicas y enfrentando los grandes desafíos que golpean a nuestras puertas.

José Antonio Viera-Gallo Abogado y político.
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Me sorprendió la portada del último número de The Economist sobre el tema. Mientras el socialismo comunista o populista se ha estancado en Cuba, Venezuela y Nicaragua, se alzan nuevas voces críticas del estado actual del capitalismo en Estados Unidos y Europa.

Las encuestas revelan que la mayoría de las nuevas generaciones está insatisfecha en los Estados Unidos. No terminan de ser golpeados por la crisis del 2008  y por las incertidumbres del futuro. Cuando la derecha se vuelve autoritaria, populista y nacionalista, deja un amplio espacio a la izquierda y en general al progresismo. Prueba de ello son los planteamientos de las jóvenes diputadas democratas cuestionando a Trump en profundidad y a sus funcionarios. Sus intervenciones son elocuentes e incisivas: una, Alexandria Ocasio-Cortez, es de origen latino y representa a NY; otras, Rashida Tlaib e Ilhan Omar, son las primeras representantes de origen musulmán. Pero tal vez la más sorprendente es Greta Thunberg, la joven dirigente estudiantil de 16 años que emplaza desde Suecia a quienes no hacen nada por evitar el calentamiento global. Es probable que en un futuro próximo estos ejemplos se multipliquen como reacción frente a un mundo que se cae a pedazos, como ha dicho Angela Merkel. Lo interesante es que estos planteamientos nuevos se dan dentro del Partido Demócrata. No por fuera, como ha ocurrido entre nosotros.

Queda por verse si darán origen a un proyecto político viable que sepa articular lo políticamente posible con lo que es necesario hacer para renovar la sociedad. Tendrán que hacer las cuentas con las dificultades propias de toda política transformadora. Pero la disyuntiva parece clara: o involución autoritaria o esfuerzo para que -como decía N. Bobbio- se cumplan las promesas de la democracia.

Se trata de un movimiento crítico y libertario, algunos de cuyos exponentes se reconocen en el socialismo democrático. A diferencia de las protestas estudiantiles de los 60, sus principales líderes son mujeres y operan desde las instituciones democráticas, sin retóricas utópicas y enfrentando los grandes desafíos que golpean a nuestras puertas.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más