Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 02 de julio, 2019

José Antonio Kast: Toque de Queda Juvenil: De consulta comunal a consulta nacional

Presidente de Acción Republicana Jose Antonio Kast

El plan de Islandia funcionó no solo gracias al compromiso de las familias, de las escuelas, de la sociedad civil y del Gobierno. Funcionó porque había un «Toque de Queda» que sacó a los niños y jóvenes de las calles y los llevó a sus casas. Por eso la consulta no debe limitarse a ser un piloto aplicable a algunas comunas del país.

Jose Antonio Kast Presidente de Acción Republicana
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Digamos las cosas como son y sin eufemismos: el domingo fue una gran jornada de participación, donde más de 100 mil personas apoyaron una medida municipal para restringir el horario de circulación de los menores de 16 años en la noche. Coloquialmente, se le ha llamado el “Toque de Queda Juvenil”.

Lamentablemente, Chile hoy está en estado de emergencia. Emergencia por los altos niveles de delincuencia. Emergencia, por el alto nivel de violencia. Emergencia, por los altos niveles de consumo de drogas y alcoholismo en nuestros niños y jóvenes. No necesitamos más diagnósticos, sino que necesitamos más acción. Llegó la hora de tomar medidas concretas para enfrentar con todo esta crisis que tenemos y hay que hacerlo pensando en los niños y jóvenes, no en nuestra ideología.

Hace unas semanas conocimos el “Informe sobre el Consumo de Drogas en las Américas 2019″, realizado por la Organización de Estado Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, el que indica que Chile se encuentra entre los países que presentan un mayor consumo de drogas entre los estudiantes secundarios si lo comparamos con otros 32 países de la región. Más del 30% de los estudiantes secundarios reconoce consumir marihuana, superando a países como Estados Unidos, donde cerca del 23% de los jóvenes señala haber consumido esta droga. Similar es el caso de la cocaína, donde en el caso de Chile el 4% de los estudiantes secundarios reconoce haberla consumido.

La situación es crítica y como emergencia que es, debemos tomar medidas excepcionales. Hay muchos que tienen traumas por este tipo de medidas. Gran parte de la izquierda ha buscado revivir los fantasmas del pasado para atacar la medida, sin entrar al fondo del asunto, que es lo más relevante. Pero pónganse en el lugar de las madres que tienen a sus hijos capturados por la droga y que no tienen ninguna alternativa. Ellos viven un verdadero trauma y nosotros tenemos que ayudarlos.

Nuestro deber como actores públicos comprometidos con la derrota total de la droga y el narcotráfico, es escalar este ejercicio a nivel nacional.

Los chilenos tienen derecho a vivir en paz y a vivir sin miedo. No es normal que niños y jóvenes anden solos por la calle a la mitad de la noche. No es normal que niños y jóvenes participen de robos y hurtos. Con estas medidas, vamos a recuperar la normalidad y vamos a aislar a los delincuentes que se aprovechan del miedo y que abusan de nuestra libertad.

En ese marco el gobierno del Presidente Piñera presentó el proyecto “Elige Vivir sin Drogas”, que busca combatir esa emergencia nacional, usando como modelo el programa que implantó Islandia en la década de 1990, denominado “Plan Youth”, considerando el compromiso de las familias, las escuelas, la sociedad civil y el gobierno. Pero el Plan de Islandia funcionó no solo gracias al compromiso de las familias, de las escuelas, de la sociedad civil y del Gobierno. Funcionó porque había un «Toque de Queda» que sacó a los niños y jóvenes de las calles y los llevó a sus casas.

El éxito ciudadano de la consulta, que se realizó en varias ciudades a lo largo del país, y que nació en Quilpué, gracias a la iniciativa del Alcalde Mauricio Viñambres, no debe limitarse a ser un piloto aplicable a algunas comunas del país. Nuestro deber como actores públicos comprometidos con la derrota total de la droga y el narcotráfico, es escalar este ejercicio a nivel nacional. Por lo pronto, el Plan Elige Vivir Sin Drogas debiera contemplar este tipo de medidas como complemento necesario para su éxito, al igual que Islandia.

Pero más importante aún, el Gobierno debiera dar una señal clara e inequívoca para realizar una gran consulta nacional en apoyo a la implementación de esta medida a nivel país. La democracia no puede ser simplemente para elegir representantes o para participar de consultas ambientales o políticas públicas. ¿Qué más importante que la vida y el futuro de nuestros hijos? Chile tiene la oportunidad histórica de dar una batalla sin tregua contra el consumo y tráfico de drogas, y está en las manos de este Gobierno el que no sea una lucha testimonial sino uno de sus grandes legados.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: