Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 04 de enero, 2020

Jorge Pumpin: PSU, el símbolo de la incertidumbre

Presidente Movimiento Gremial Jorge Pumpin

Si la realización de la PSU no se lleva a cabo, es decir, si se ve boicoteada por violentistas e intolerantes, debemos preocuparnos seriamente por el desarrollo de procesos institucionales que serán aún más importantes para el futuro del país.

Jorge Pumpin Presidente Movimiento Gremial

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si el 2019 fue el año donde los ciudadanos pudieron manifestar sus problemas, de este 2020 se espera un periodo de soluciones concretas. Ante la magnitud del desafío, y el aire de ingobernabilidad que abruma a nuestras instituciones, es válido preguntar si será posible que ellas puedan realizar sus tareas dentro de un clima de paz y diálogo democrático. Este lunes y martes tendremos la primera oportunidad del año para probar si, como país, estamos a la altura de ese desafío: la realización de la PSU.

Como es sabido, la Prueba de Selección Universitaria (PSU) no se rindió en las fechas establecidas originalmente. Una decisión que sin duda no fue fácil para el CRUCH, pues es conocido el ambiente de nerviosismo y ansiedad que rodea a nuestros amigos o familiares en las semanas previas a esta prueba, las cuales producto del aplazamiento se convirtieron en meses. Pero ya acercándonos a la nueva fecha de rendición, nos hemos encontrado en noticias y redes sociales con constantes amenazas de boicoteo por parte de grupos de secundarios y universitarios que se niegan a que la PSU se realice: “local anunciado, local tomado”, ha sido la consigna que pretende frustrar la prueba.

¿Cómo es posible que estudiantes puedan pretender poner en una situación tan incómoda y complicada a sus propios compañeros? Porque existe una intencionalidad política detrás. Lejos de tratarse de una mera crítica contra la PSU como instrumento de medición -de las cuales muchas compartimos y por las que sin duda es necesario trabajar por solucionar-, lo que observamos en esta incitación a la violencia es un mensaje claro: se seguirá cerrando las puertas al diálogo democrático mientras no se hagan las cosas que “yo digo y como yo las digo”. Ya vimos el año pasado en el Instituto Nacional adonde nos lleva este nivel de obstinación y obstruccionismo por parte de grupos de izquierda radicalizados. Hoy, esos métodos de acción política que destruyeron la calidad de un establecimiento público emblemático que alguna vez fuese el mejor colegio del país, y han barrido con el diálogo en muchas de nuestras universidades con los paros y las tomas, amenazan también con derribar los cimientos del sistema de admisión universitario, y quién sabe qué más en el futuro.

Si la realización de la PSU no se lleva a cabo, es decir, si se ve boicoteada por violentistas e intolerantes, debemos preocuparnos seriamente por el desarrollo de procesos institucionales que serán aún más importantes para el futuro del país. De ganar la opción “apruebo” en el plebiscito de abril, ¿qué garantías tendremos de que el proceso constituyente quede exento de este tipo de acciones?

Hoy amenazan el derecho de miles de compañeros de estudiar en la educación superior. El día de mañana, lo amenazado puede ser la misma democracia. Como universitarios, y especialmente aquellos que entrarán por primera vez en marzo, debemos ser conscientes de que estas cosas no pueden pasar.  Tenemos el desafío de transformarnos en una voz fuerte, e impulsar siempre de que el único camino a seguir es el del diálogo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA