Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 mayo, 2021

Jorge Pedrals: De la revolución energética a la revolución de la minería 2.0

Ingeniero civil de minas, magíster en Historia Jorge Pedrals

No es un tema de más royalty o más impuesto específico a la industria más consolidada e importante del país. Tiene relación con entender el ecosistema en el cual se desarrolla la minería, cuáles son sus actores más importantes, cómo y con quiénes se compite en el mundo; o sea con más y mejor minería.

Jorge Pedrals Ingeniero civil de minas, magíster en Historia
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Una Arabia Saudita Solar fue el titular del Washington Post poco tiempo atrás, para hablar sobre la tremenda transformación que está experimentando Chile en materias energéticas, mencionándose que nos abasteceremos en un 40% con energía renovable. No hace muchos años, las políticas públicas en el país lograron incentivar y reactivar la industria eléctrica nacional, promoviendo el uso del viento y el sol para la generación, lo cual ya da frutos y muestra a Chile con un sello distinto al mundo.

La revolución que impulsó Máximo Pacheco desde el Ministerio de Energía, que ha sido seguida por el actual gobierno, debiera ser traspasada al Ministerio de Minería para lograr una revolución que, en pocos años, podría volver a cambiarle la cara al país donde ya somos un gigante, la Minería, que abastece el 30% del cobre del mundo.

En una columna días atrás la economista Andrea Butelmann de Espacio Público mencionaba el informe de la Comisión Nacional de Productividad (CNP) del 2017, donde se plantea, entre otras medidas, la forma de lograr reactivar la minería introduciendo más competencia en el mercado, incentivando la exploración. El mecanismo que propone la CNP está basado en lo propuesto por CESCO, quienes indican que si Chile evitara el acaparamiento de propiedades mineras, esto podría permitir la llegada de empresas conocidas como juniors, expertas en el descubrimiento de nuevos yacimientos minerales, permitiendo la creación de nuevas empresas productoras de metales en el país. Por su parte, la SONAMI reconoce ciertos defectos en la forma como se otorga y mantienen las propiedades mineras en Chile, aludiendo además el potencial que tiene el país en el segmento de la mediana minería.

¿Qué falta entonces, si existe un diagnóstico tan claro de cómo mejorar la competitividad en la minería de Chile, compartido por distintas personas e instituciones?

En otra vertiente, el país actualmente impulsa a través del Consejo Nacional de Innovación y Desarrollo la generación de una estrategia para transformar al país “en un protagonista de la sociedad del conocimiento”. Dentro del relato definido por el presidente de este consejo, el matemático Álvaro Fischer plantea necesario un primer ciclo virtuoso basado en la “creación, aplicación, innovación e implementación del conocimiento”, para dar luego paso a un efecto multiplicador que podría transformar la sociedad chilena.

El desafío que tiene relación con un gigante adormecido por los éxitos pasados y el lugar que actualmente ocupa y quizás, además, tiene relación con otra fábula, la de la tortuga con la liebre. Somos la liebre, que se acostumbró a ganar, estar en los primeros lugares y abastecer en algunos períodos con más del 30% del cobre al mundo. Pero la liebre ya perdió la carrera, al menos la del Frazer Institute, donde salió en el lugar 30, después de haber estado en el podio durante muchos años.

No es un tema de más royalty o más impuesto específico a la industria más consolidada e importante del país. Tiene relación con entender el ecosistema en el cual se desarrolla la minería, cuáles son sus actores más importantes, cómo y con quiénes se compite en el mundo; o sea con más y mejor minería.

Este desafío quizás tiene varios paralelos a la revolución energética antes mencionada, sobre todo en el hecho que la minería es la industria que posibilita muchos de los cambios que experimenta el país –nuestro gigante olvidado que debemos cuidar. En el otro extremo del desafío, tensionando el ingenio de los que tienen que proponer ideas nuevas, está el hecho que efectivamente existe una posición dominante que debe ser atendida y corregida, pero mejorando de paso nuestra capacidad de continuar jugando en las grandes ligas.

Previo a explicar el círculo virtuoso básico que necesita Chile, algunas cifras de contexto. El presupuesto de exploración en el mundo es realizado en más de un 30% por empresas junior financiadas a través de capitales de riesgo, a las cuales si se les suman las empresas medianas, se llega a más de un 60% del presupuesto mundial en exploraciones. En Chile es totalmente al revés, las empresas conocidas como majors son responsables del 80% de la exploración, mientras que las junior desarrollan menos de un 10%. Un último dato, más del 60% del descubrimiento de nuevos yacimientos en la última década en el mundo, están hechos por las empresas juniors.

El círculo virtuoso faltante en Chile tiene relación con incorporar más diversidad y variedad en la minería, para que se puedan generar nuevas asociaciones y vínculos, como Canadá y Australia han sido capaces de mostrar al mundo. En estos países, la minería contribuye con un 5% y 10% al producto interno bruto respectivamente, pero han logrado desarrollar un ecosistema infinitamente más rico que el chileno.

Este nuevo círculo virtuoso parte con nuestro territorio rico en minerales, debe seguir con dar un mayor acceso a nuevas empresas para que realicen exploraciones y que la información generada en estos trabajos, quede a disposición de todos los nuevos actores interesados. Además, debe incentivar la llegada de capitales de riesgo de las bolsas de Australia y Canadá, combustible esencial en estos nuevos trabajos de exploración. Finalmente y no por eso menos importante, los actores actuales de la minería deben revisar la historia recién pasada, para así sacar conclusiones sobre cómo actuar en el territorio con los códigos del siglo XXI.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO