Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 3 marzo, 2021

Jorge G. Guzmán: El verde futuro de la región del Estrecho de Magallanes

Mag., MPhil & PhD Polar cantabrigiensis Dr. Jorge G. Guzmán

Resulta urgente que el Estado central implemente un marco regulatorio específico, claro y transparente para que, entre sus objetivos de corto y largo plazo, esta nueva industria identifique qué tipo de aportes directos hará al conjunto de la comunidad magallánica.

Dr. Jorge G. Guzmán Mag., MPhil & PhD Polar cantabrigiensis
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Interés y entusiasmo ha generado en la comunidad nacional el anuncio del inicio de las actividades de los primeros proyectos dirigidos a transformar a la Región del Estrecho de Magallanes en un actor de primera importancia mundial en el ámbito de la producción del denominado “hidrógeno verde”. Se trata de la producción de combustible de hidrógeno y diversos subproductos a través del método de electrólisis, empleando como fuente de energía grandes aerogeneradores expuestos a la constancia de los vientos patagónicos y fueguinos. Estos, a diferencia de los paneles solares, sirven para producir electricidad día y noche, todas las estaciones del año.

Si en el pasado las duras condiciones meteorológicas de nuestro sur austral habían dificultado su poblamiento, en este caso están siendo transformadas en un activo para convertir al frío viento del Estrecho en una herramienta para la lucha y la adaptación al cambio climático y, acto seguido, en nuevas oportunidades para el desarrollo económico y social de Chile. Sobre lo primero, la industria chilena del “hidrógeno verde” fortalecerá el “perfil ambiental” de nuestro país, transformándolo en un contribuyente de primera magnitud para el éxito de las estrategias que en el mundo desarrollado ya se han puesto en marcha para -en un plazo de dos décadas- convertir a las más importantes economías de la Tierra en “CO2 neutras”. Respecto de lo segundo, es importante recordar que desde fines de la década de los 40, la Región de Magallanes y Antártica Chilena aportó al país el total de la producción nacional de petróleo y gas, primero con yacimientos pioneros en la Tierra del Fuego y, luego, con explotaciones en los fondos marinos del Estrecho. Esta industria dejó profundas huellas en la historia de la ocupación de esta enorme región de Chile, contribuyendo no solo a su bienestar, sino también a su ocupación y poblamiento. Durante la crisis vecinal con Argentina de 1976-1984, los trabajadores y las familias de la industria de los hidrocarburos desempeñaron un rol hasta ahora desconocido en la defensa de nuestro territorio. Todo indica que la industria del “hidrógeno verde“ se convertirá en un motor principal del desarrollo regional y reforzará, como queda dicho, el perfil geoestratégico del Estrecho a nivel hemisférico y global.

La circunstancia aconseja que tal como hace 70 años con criterio geopolítico el Estado reguló el desarrollo de la industria de los hidrocarburos, en el presente el Estado central genere un marco regulatorio que, por una parte, asegure a largo plazo la inversión y el funcionamiento de esta industria innovadora y, por otra, consolide en un cuerpo legal para que los beneficios y las oportunidades que esta misma generará estén, efectivamente, directamente disponibles para aquellos que hacen que este bellísimo y duro territorio siga aportando al desarrollo del conjunto del país. Dicho de otra forma, resulta urgente que el Estado central implemente un marco regulatorio específico, claro y transparente para que, entre sus objetivos de corto y largo plazo, esta nueva industria identifique qué tipo de aportes directos hará al conjunto de la comunidad magallánica.

La experiencia reciente de grandes proyectos industriales frustrados en la Patagonia y en la Tierra de la Fuego (HydroAysén, Forestal Tfrillium, Mina Invierno), aconseja considerar que un marco regulatorio como el propuesto debe facilitar la sinergia entre los intereses de la industria y los de la comunidad que la acoge, especialmente para proporcionar un elemento de estabilidad que incentive y proteja a la primera, a fin que ésta se convierta, como esperamos, en un factor de progreso e innovación, y una contribución chilena a la lucha contra el cambio climático.

A contrario sensu, la industria del “hidrógeno verde” no debe quedar expuesta a la crítica desinformada, oportunista y a mansalva de ciertos sectores de “ambientalistas salvajes”, que han transformado en una “industria alternativa” el oponerse al desarrollo de actividades económicas en la Zona Austral. Para que esto no ocurra -otra vez- el Estado central debe actuar con celeridad y transparencia.

Estamos en presencia de un desafío y una gran oportunidad que debe convocar al entendimiento a las autoridades centrales, a los representantes elegidos y a la sociedad civil magallánica. Esto es trascendente si tenemos en cuenta que, en los procesos de debate conducentes a las elecciones de abril y noviembre próximos, esta materia debe, de todas maneras, ser objeto de sereno y profundo debate.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO