Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 30 de marzo, 2019

Jorge Fuentes: Jaime Guzmán y las nuevas generaciones

Secretario General UDI Jorge Fuentes

Aunque hay quienes no están de acuerdo con su pensamiento, nadie puede discutir que la figura del ex senador es una de las más influyentes del Chile moderno.

Jorge Fuentes Secretario General UDI
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si hay algo que siempre me ha llamado la atención de la historia del fundador de la UDI, Jaime Guzmán, fue su gran capacidad para detectar, captar y formar a nuevos líderes que estuvieran dispuestos a servir a Chile con la misma energía y entusiasmo que él lo hacía. De hecho, sin conocerlo directamente, esa fue una de las razones que me motivaron a ingresar al partido cuando tenía apenas 14 años. A mis 32, soy parte de las nuevas generaciones que tenemos el desafío de continuar con el legado que dejó, especialmente en el tema de incentivar a que nuevos jóvenes se sientan atraídos por participar de la actividad política y aportar al país.

A los 26 años me transformé en el alcalde más joven de Chile, y hoy soy el secretario general de menor edad que ha tenido la UDI. Esto me coloca en una posición privilegiada para precisamente seguir los pasos del ex senador en cuanto a promover el ingreso de muchos jóvenes a la colectividad y al servicio público. No es una tarea fácil en los tiempos actuales, pero tengo la convicción de que las ideas y el pensamiento de Jaime Guzmán siguen más vigentes que nunca como motor para impulsar el surgimiento de nuevos liderazgos al alero de la UDI.

Y esa es una de las mayores herencias que nos dejó tras su incomprensible asesinato en abril de 1991. Sus sólidos postulados continúan permeando la sociedad actual, entendiendo que sus ideas han sido un pilar fundamental en el proceso de desarrollo que ha experimentado el país en las últimas décadas. Aunque hay quienes no están de acuerdo con su pensamiento, nadie puede discutir que la figura del ex senador es una de las más influyentes del Chile moderno, cuestión que no sólo demuestra el enorme peso intelectual de Jaime Guzmán, sino que también su visión de largo plazo para comprender cuál era el camino que debía seguir Chile para lograr progreso material y humano.

Quienes lo conocieron, destacan que Guzmán no sólo era un gran intelectual, sino que además, un dirigente muy cercano, de un gran sentido común, y con una sensibilidad social inigualable. Un líder valiente, que fue capaz de meterse a las poblaciones cuando eran un reducto inexpugnable de la izquierda, y que gozaba de un pragmatismo que muchos hoy quisieran tener.

Si bien su asesinato continúa en completa impunidad después de 28 años de ocurrido el crimen, ha sido la historia la que se ha encargado paulatinamente de hacer justicia a su figura, como persona, intelectual y político. Desde toda perspectiva, es uno de los dirigentes más íntegros y sólidos que ha tenido Chile en las últimas décadas.

De ahí que una parte de la izquierda mantenga sus burdos intentos por querer asesinar su imagen, con un grado de odiosidad que no disminuye al pasar el tiempo. Para quienes lo admiramos, seguirá en nuestra memoria siempre, con la promesa de representar fielmente su legado, tal como él lo hacía, desplegados en terreno, con los que más lo necesitan y con los que menos tienen.

Esta es la esencia de la UDI popular, comprometida a fondo con los chilenos y con nuestro proyecto político, que se ha consolidado sostenidamente. Por eso tenemos la certeza de que Jaime Guzmán está vivo en cada dirigente del partido y en cada persona que se siente comprometida con la defensa de los derechos individuales, la democracia y la familia.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: