Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 05 de abril, 2020

Jaime Pinto: La potencial viralización del caudillismo latinoamericano

Doctor en Ciencia Política Jaime Pinto Kaliski

El potencial renacimiento del caudillismo nacionalista, con su populismo de variopinto tinte ideológico, no deja de ser preocupante en momentos en que analistas económicos advierten de una recesión de proporciones para Latinoamérica.

Jaime Pinto Kaliski Doctor en Ciencia Política

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La extrema derecha en Occidente se está aprovechando de la actual situación de estrés político generalizado, que causa la toma de medidas emergenciales excluyentes para salvaguardar a la población local. En el caso de la Unión Europea es patente la intención de estos grupos por socavar el proyecto de integración regional, llamando al cierre permanente de fronteras para la defensa de la nación frente al «refugiado».

Las primeras medidas tomadas por el gobierno de Trump, primero en contra de China pero golpeando posteriormente a la Europa continental, son elocuentes en la manera cómo el nacionalismo corroe a ciertos gobiernos occidentales, más allá de toda lógica sanitaria ni sentido colectivo entre ellos, recordemos, aliados de la OTAN. Inclusive en el seno de la UE se percibe a una Italia aislada, la cual no recibe ayuda sustantiva de sus vecinos y debe preocuparse de sí misma porque la necesidad así lo amerita. Notable al respecto es la ayuda china, en expertos e insumos, que ha sido percibida en Roma como un espaldarazo de la segunda potencia económica, pero también como el reflejo de los serios problemas que aún subsisten en la construcción europea.

La globalización y su interconexión planetaria han sido sustituidas por la acción unilateral de los Estados al mejor estilo del siglo XIX, en donde las potencias buscan su propia sobrevivencia por sobre cualquier otra consideración. Nada tan novedoso si se lo piensa en términos históricos, puesto que la supremacía estatal ha sido la constante por la cual se han desenvueltos los Estados en el sistema internacional desde el Congreso de Viena de 1815. Es decir, esta pandemia está reflejando en los hechos la praxis estatal histórica, y los organismos internacionales forjados desde el fin de la Segunda Guerra Mundial están actuando como garantes del papel central de las potencias en su accionar frente a esta crisis planetaria.

Cabe en este contexto preguntarse entonces por el futuro de estos organismos internacionales, dadas las prioridades de los países por salvaguardar sus propios intereses y el cierre masivo de las fronteras nacionales. Ya organismos tan relevantes como la ONU y la OMC venían teniendo serias dificultades para el cumplimiento de sus objetivos básicos. De hecho, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hace tiempo que dejó de cumplir su función de articulador de respuestas colectivas frente a los conflictos bélicos, y el organismo encargado de configurar el comercio hace años que perdió su capacidad de acción global. Es decir, esta pandemia bien pudiera servir de catalizador de la agenda política de la ultraderecha tanto en Europa como en los países desarrollados en general.

En América Latina, la consabida crónica inestabilidad política puede redundar en la nueva aparición de líderes autoritarios, que socaven los fundamentos democráticos para el logro de sus objetivos personales, en fina sintonía con los populistas del hemisferio norte. Si bien el proteccionismo a ultranza y el cierre prolongado de sus fronteras no tienen sentido económico en una región que básicamente exporta materias primas, el gran alcance de esta pandemia posibilitará la proliferación de discursos nacionalistas que refuercen el clásico caudillismo latinoamericano a expensas del necesario fortalecimiento de las instituciones en tiempos de crisis.

El potencial renacimiento del caudillismo nacionalista, con su populismo de variopinto tinte ideológico, no deja de ser preocupante en momentos en que analistas económicos advierten de una recesión de proporciones para Latinoamérica; en donde harán falta de todos los esfuerzos institucionales posibles para articular una respuesta colectiva y consensuada, tanto a nivel interno como externo, que permita generar las  mejores soluciones para la compleja situación que se avecina en todos los frentes.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete