Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 30 de septiembre, 2018

Jaime Jankelevich: Y tienen el descaro de criticar

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

La negativa reacción de la oposición ante el incremento de un 3,2% en el presupuesto de la nación para 2019, considerándolo insuficiente para satisfacer las necesidades sociales existentes, sorprenden, dado que la responsabilidad de que no pueda ser mayor es precisamente de los mismos que critican la cifra.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Después que el Presidente Piñera se dirigiera al país la semana que termina, para comunicar los lineamientos generales del presupuesto nacional para el año 2019, los comentarios negativos por parte de personeros de la oposición no se hicieron esperar, expresando que un incremento del 3,2% es magro, insuficiente, mezquino. Ante dichos comentarios cabe preguntarse: ¿qué esperaban? La economía durante el gobierno de Bachelet y la Nueva Mayoría sufrió un grave deterioro. Partiendo por un anímico crecimiento promedio de un 1.8% en los cuatro años, lo que sigue no es de extrañar. Un déficit estructural del 2.1% del PIB, una merma en la inversión que le restó ingresos al fisco por US$24.600 MM y un endeudamiento cercano a los US$69.000 millones, por los que habrá que pagar intereses del orden de US$1.200 MM a US$1.400 MM.

 

A estas cifras se le debe sumar el despilfarro en honorarios, que aumentaron en el gobierno pasado en un 60% y los viáticos en 44%, llegando a incrementarse el gasto en personal, bienes y servicios en US$3.500 millones aproximadamente. Agreguémosle a eso los gastos comprometidos sin financiamiento por US$ 5.567 MM, por los que el gobierno actual debe responder, y en estos dos ítems solamente, tenemos US$9.000MM. Pero el derroche de recursos continuó. Me pregunto, ¿qué se hicieron los US$1.000 MM del programa de construcción de nuevos jardines infantiles y salas cunas para brindar 70.000 nuevos cupos a los niños que lo requieren y se hayan abandonado esas construcciones a medio camino, como lo mostró un reciente reportaje de T13?

 

No sólo que dichas pretendidas instalaciones están convertidas en verdaderos basurales, sino que hay bodegas llenas de útiles escolares, mesas, sillas, camas, colchones, que ya perdieron su garantía. A agosto de este año hay 240 proyectos inconclusos. Y de acuerdo con los expertos entrevistados, esta implementación es tan mala como la del Transantiago. ¿Quién recibió esos fondos y qué se hizo con ellos?

 

¡Con qué moral se atreven a criticar cuando dejaron las cuentas públicas en un estado paupérrimo, gastando a diestra y siniestra, sin mayor accountability!

 

Y en las compras públicas, vamos gastando, que para eso había recursos. Un solo ejemplo. Hoy, gracias a una excelente gestión, la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud generó un ahorro al Estado de $60.000 MM. Sesenta mil millones de pesos menos que no implican una disminución en la compra de insumos; por el contrario, una mayor disponibilidad de recursos para brindarle mejor cobertura de salud a la población. Si una excelente gestión por parte de la actual administración de Cenabast generó este gigantesco ahorro, ¿en cuántas otras reparticiones del estado existieron holguras semejantes y simplemente se gastaron los recursos sin mayor preocupación por una buena gestión? ¿Y durante cuántos años habrá ocurrido lo mismo?

 

La pregunta que surge de todo esto es ¿quién pagó esta fiesta? Obviamente que nosotros los contribuyentes, a quienes además, se nos incrementaron los impuestos porque los recursos no alcanzaban para cubrir todas las necesidades, igual como reclaman hoy.

 

Como ciudadano, me indigna ver cómo nuestros impuestos se despilfarraron y hoy estamos pagando las consecuencias.

 

Con todo el daño causado por los cuatro años de Bachelet y la retroexcavadora de la Nueva Mayoría, resulta indignante que ahora reclamen porque el incremento del presupuesto se va a aumentar sólo en un 3,2%. ¡Con qué moral se atreven a criticar cuando dejaron las cuentas públicas en un estado paupérrimo, gastando a diestra y siniestra, sin mayor accountability!

 

Como ciudadano, me indigna ver cómo nuestros impuestos se despilfarraron y hoy estamos pagando las consecuencias. Peor aún, se nos exige cada día más y más tributos cuando, tal vez, haciendo gestión se puede ahorrar como se hizo en Cenabast y quién dice que no nos encontremos con que hay más recursos de los que nadie imagina.

 

Si el incremento en el presupuesto no puede superar el 3,2%, señores de la Nueva Mayoría, la responsabilidad es de ustedes y del pésimo gobierno que integraron. Si no les gusta lo que ven, mejor quédense callados, porque es este el legado de Bachelet 2, la retroexcavadora y sus malas políticas públicas que tanto daño generaron.

 

FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete