Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 25 de noviembre, 2018

Jaime Jankelevich: Y la oposición sigue pegada en el siglo XX

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

El lamentable incidente que terminó con la vida del comunero Camilo Catrillanca le brindó una victoria pírrica a la oposición, al lograr la salida del Intendente Luis Mayol; victoria que nos señala cuán apegada continúa a las viejas prácticas del siglo XX, las que ya no sirven para resolver los problemas del siglo XXI.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La muerte de Camilo Catrillanca y las circunstancias que la rodearon sin duda son inaceptables, nunca debió haber ocurrido y los involucrados, sin medir las consecuencias de sus irresponsables actos, le provocaron un daño al país, por lo que merecen las más duras penas que la ley pueda brindar. Cuando digo daño al país, es porque este conflicto no puede seguir escalando y la decidida acción del Presidente para ponerle fin, a través del Plan Araucanía que lidera el Ministro Alfredo Moreno, se vio comprometida por lo sucedido en la Comunidad Temucuicui.

 

Dicho lo anterior, lo que uno esperaría de una oposición constructiva es que ante un incidente de esta naturaleza, estuviera dispuesta a prestar colaboración para desactivar el conflicto y no, como lo hizo, aprovechar el momento para darse el gustito de atacar al gobierno, por encontrarlo débil en ese momento en el tema Araucanía, levantando una acusación constitucional contra el Intendente Mayol y una interpelación al ministro del Interior. Estas son las viejas prácticas de la política empleadas en el siglo XX; pero hoy, a dos años de iniciar la tercera década del siglo XXI, están obsoletas y desprestigiadas. Al recurrir a estas añejas tácticas para tener un minuto de presencia comunicacional, la oposición nos señala claramente que aún no se percata que el mundo cambió y que lo que era válido en la vieja política, en nada ayuda a solucionar los problemas actuales y menos los del futuro, producto de la disrrupción que en todos los ámbitos está causando la tecnología.

 

En la situación en la Araucanía, la única solución viable es la planteada por el Presidente Piñera y que impulsa fuertemente el Ministro Alfredo Moreno en la zona. El plan Araucanía que comenzó a implementar estaba dando muy buenos resultados pues por primera vez un gobierno llegó a la zona con humildad y con la intención de escuchar y dialogar con cada una de las partes involucradas en el conflicto. Así comenzaron a generarse confianzas mutuas, lo que logró disminuir fuertemente las acciones violentas y acercar a personas con diferentes problemas, con distintas visiones y con gran desconfianza entre unos y otros.

 

Esto que estaba convirtiéndose en un círculo virtuoso, quedó contaminado por el incidente en Temucuicui, y lo que cabe ahora es reanudar las conversaciones, volver a generar confianzas, impedir que se cierren las puertas que habían logrado abrirse y brindarle todo el apoyo tanto al Presidente, al Intendente Atton y al ministro Moreno, para que sus esfuerzos que tan bien encaminados estaban, vuelvan a encarrilarse y se logre llegar a una verdadera paz en la Araucanía y esta región pueda salir de la pobreza en que se encuentra.

 

Si la oposición no está dispuesta a colaborar en esta gestión, y cree que con las viejas prácticas de entorpecer la labor del gobierno va a recuperar protagonismo, es no entender nada, porque los problemas actuales y futuros requieren de ideas innovadoras, de mejores prácticas y de soluciones modernas, no de tácticas obsoletas que en nada contribuyen a resolver problemas cada día más complejos. La pérdida de un gran intendente como fuera Luis Mayol, demuestra que la oposición no ha progresado nada y quizás sigue creyendo que el siglo XXI está por llegar.

 

FOTO :PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: