Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 28 de junio, 2020

Jaime Jankelevich: Tensiones al límite

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

Estamos siendo observadores desde hace ya tiempo de una soterrada lucha de poder entre el Ejecutivo y el Legislativo, la que ha ido escalando a niveles indeseables. Este conflicto es grave, porque se deterioran la institucionalidad y gobernabilidad del país, poniendo finalmente en riesgo nuestra democracia, lo que hay que evitar a toda costa.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Desde la crisis que partió el 18-O, se ha venido incubando un conflicto entre los poderes Ejecutivo y Legislativo que nada bueno augura. No olvidemos que, en un momento, el ex presidente del Senado Jaime Quintana pretendió que el Presidente pasara a segundo plano y que se instaurara un gobierno parlamentario de facto. Llegó la pandemia y ese tema quedó como una anécdota bochornosa de dicho senador, pero la semilla del conflicto por el poder quedó instalada.

Lo que comenzó a suceder después fue la constante presentación de iniciativas parlamentarias claramente inconstitucionales, no solo desde la oposición, sino que también desde parlamentarios de Chile Vamos. El propio ex Presidente de la Cámara, el diputado DC Iván Flores, justificó la presentación de dichos proyectos como una cuestión de forma, porque según él eran materias necesarias de resolver.

Esto ha llegado a niveles inaceptables. Existen hoy 27 iniciativas en la Cámara y 19 en el Senado que son inconstitucionales. Ante esta situación, el Presidente anunció su intención de crear un comité de expertos con el propósito de mejorar o perfeccionar los mecanismos para definir la admisibilidad de los proyectos, causando un verdadero escándalo en el Congreso.

El Presidente se reunió con expertos, pero la oposición se restó de hacerlo. Ya habían declarado que no participarían en ninguna convocatoria porque “no se van a prestar para los intentos autoritarios del Gobierno”. Y el miércoles, con el rechazo de gran parte de Chile Vamos y 8 abstenciones, aprobaron un proyecto de resolución donde expresan “que las declaraciones presidenciales resultan inoportunas, impertinentes, situándose en el límite de lo que la Constitución le permite en términos de respeto a la autonomía del Congreso y a la separación de poderes del Estado”.

La iniciativa presidencial surgió después de la tramitación del controvertido proyecto del post natal, declarado admisible por la Cámara, pero inadmisible en el Senado, por implicar gasto fiscal. Pero, cuando se creía zanjado el tema de la admisibilidad, ésta quedó en suspenso, porque al presentar el Presidente el proyecto que favorece a 800.000 padres y madres, versus el del post natal que solo favorece a 22.000 mamás, rápidamente el senador socialista Alfonso de Urresti derivó el tema a la Cámara para definirlo en comisión mixta.

Lo que demuestra el grado de tensión entre los dos poderes es que da lo mismo ser de oposición o de gobierno. Una muestra de aquello es que, curiosamente, las diputadas Sabat y Núñez, ambas oficialistas, dijeron que seguirían adelante con la intención de aprobar el post natal por considerar que lo presentado por el Gobierno era insuficiente. Siendo Paulina Núñez la esposa del Ministro Monckeberg, eso resulta aún más inquietante.

Esta confrontación entre ejecutivo y legislativo puede tener un efecto semejante a un choque de trenes, pero, en este caso, las víctimas serían la institucionalidad y la gobernabilidad, poniendo en riesgo nuestra democracia. Si no impera la legalidad y se continúan declarando admisibles y aprobando proyectos claramente inconstitucionales, se estaría provocando intencionalmente al gobierno para que recurra al TC, testeando su fortaleza, lo que acaba de ocurrir con la ley de servicios básicos, donde el gobierno se abstuvo. Eso confunde y tensiona.

Vale la pena recordar que en 1891, las fuertes tensiones políticas que enfrentaron al poder Ejecutivo con el Parlamento terminaron provocando la guerra civil que puso fin a la vida del Presidente Balmaceda y donde murieron entre 5.000 y 10.000 compatriotas. Son lecciones de la historia que no debemos olvidar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete