Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 26 de abril, 2020

Jaime Jankelevich: Más allá del coronavirus, hay un peligro latente

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

Cuando surgen las primeras señales de un posible regreso gradual a la actividad, programado y aún sin fecha, en lo que se denomina retorno seguro, hay quienes quieren que al gobierno le vaya mal, incentivando a que vuelvan las movilizaciones, las marchas y lo ocurrido a partir del 18-O, intentando abiertamente fusionar las dos crisis.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En medio de la peor pandemia en más de un siglo, cuando el gobierno está focalizando todos sus esfuerzos en contener la expansión del coronavirus y en implementar políticas económicas tendientes a proteger el empleo y la viabilidad de miles de empresas en riesgo de quebrar, hay sectores recalcitrantes en la oposición, incluyendo políticos y organizaciones sociales, que lo único que desean es que al gobierno le vaya mal.

Esos sectores se han dedicado solo a criticar el manejo gubernamental de la pandemia. Sin ir más lejos, esta semana la DC publicó un video en internet, acusando al gobierno de improvisación, mostrando cifras sobre contagio que no pasan una revisión seria de ningún epidemiólogo.

Pero eso no importa, el tema es introducir dudas en la ciudadanía sobre la capacidad del gobierno para manejar la crisis sanitaria. Y para eso tienen comparsa suficiente, porque todavía resuenan los ecos de los llamados a cuarentena total en todo el país, cuando la estrategia usada ha sido destacada mundialmente como exitosa.

Como olvidar que, desde un comienzo, cuando las cuarentenas se establecieron solo para las comunas del sector oriente, sacaron del baúl de la odiosidad lo peor de la lucha de clases, diciendo que solo se estaba protegiendo a los ricos en desmedro de los pobres. Y no se quedan solo en eso, porque ahora han inventado que el seguro de desempleo va en la lógica de desproteger a los trabajadores porque sería usado solo por las grandes empresas, cuando en un 95% ha sido requerido por las mini, pequeñas y medianas.

Y cuando surgen señales de un posible retorno gradual a la actividad, sin fecha definida, sin triunfalismos, con prudencia, pero también con un sentido de necesidad de mantener al país funcionando, recurren a generar en la opinión pública la idea que al Gobierno le interesa más proteger la economía que la salud de la población, lo que es una infame dicotomía, por la simple razón que si estamos todos enfermos, no hay economía que funcione y si nos encerramos, paralizando la economía, terminaríamos todos muriéndonos de hambre. Pero la última Cadem muestra que un 58% de la población cree en eso y en igual porcentaje desaprueba el manejo de la pandemia.

Detrás de todo esto, está el intento de fusionar la crisis sanitaria con el 18-O, alimentando la polarización, incentivando así el resurgir de la idea que con violencia se logran beneficios, para que el “estadillo” vuelva a renacer, como el ave fénix, desde las cenizas que la irracional violencia dejó esparcidas por todo el país. Sobre eso, un optimista 55% desaprueba que vuelvan las marchas y movilizaciones, pero hay un 42% que aún lo aprueba.

Los sectores que en la crisis del 18-O intentaron un golpe institucional vieron frustradas sus intenciones con la llegada del coronavirus, pero nada garantiza que no pretendan volver a lo mismo. Ejemplo: el alcalde Jadue (PC) acusó el viernes al gobierno de querer “administrar la pandemia para no reactivar el estallido, esperando que los acompañe hasta marzo de 2022, agregando que no le cree al gobierno porque los números que publica no son correctos”.

El resurgir de la violencia terrorista en la Araucanía; el ataque con molotov a la comisaría de Peñalolén y otros incidentes menores, son señales que obligan a tomar conciencia que hay intenciones latentes de volver a lo que el coronavirus detuvo, y que mantener el orden público seguirá siendo crucial.

Lo que está claro es que si volvemos a un nuevo 18-O, el daño sería inestimable, porque existe el agravante de una recesión mundial producto de la pandemia que nos va a golpear brutalmente por nuestra dependencia de los mercados externos.

Sofocar cualquier intento violentista será tarea de todos. Veremos si la oposición va a estar a la altura.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete