Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de noviembre, 2018

Jaime Jankelevich: Los cómplices activos de Palma Salamanca

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

A raíz de la visita a Ricardo Palma Salamanca de los diputados Boric y Orsini, se ha conocido el apoyo con el que contó el asesino del senador Guzmán para obtener asilo político. Son los cómplices activos del exfrentista, que desde Chile y en Francia desplegaron exitosamente una operación destinada a conseguirle protección.   

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La primera acepción de cómplice por parte de la Academia es “el que manifiesta o siente solidaridad o camaradería”. Ricardo Palma obtuvo el asilo justamente como resultado de una larga operación de la izquierda que tempranamente comenzó a ejercer influencia en su favor, logrando finalmente que la OPFRA le brindara protección. Solidarizar con un asesino confeso y plagiador, ejerciendo presión para que quede libre gozando de total impunidad, transforma a quienes lo hicieron en cómplices activos de sus crímenes.

 

Entre los más notorios destaca María Paz Santibáñez, ex agregada cultural de Chile en Francia hasta 2018, a quien se le sumaron personajes del mundo de la cultura y de la academia gala. Entre otros, Carmen Castillo, cineasta, quien fuera pareja de Miguel Enríquez; Olivier Duhamel, exmiembro socialista del Parlamento Europeo; Louis Joinet, abogado de izquierda, consultor externo en DDHH de NU; Alain Touraine, sociólogo; y el cineasta Costa-Gavras, quienes, haciendo público un texto que decía “Francia debe proteger a Ricardo Palma Salamanca y Silvia Brzovic”, ayudaron al otorgamiento de asilo. La justificación para su accionar la basaron en que Palma Salamanca habría confesado su participación en el asesinato bajo tortura. Ese argumento es falaz, a tal punto que su propia madre declaró en una entrevista televisiva tiempo atrás que su hijo le informó ser el autor del magnicidio el mismo día en que lo ejecutó.

 

Al visitarlo, Boric y Orsini se convirtieron en cómplices activos e irresponsablemente expusieron la posición oficial de Chile para traer de regreso al exfrentista.

 

Y desde Chile también tuvo cómplices activos. Amigos cercanos crearon el Comité de Solidaridad para el Asilo de los Palma Brzovic, consiguiendo en poco tiempo más de mil firmas, recolectando hasta ahora €60.000 para gastos operacionales y, lo más relevante, la participación pro-bono del abogado Jean Pierre Mignard, experto en DDHH, padrino de dos hijos de Francois Hollande, y el primer socialista destacado en apoyar al Presidente Macron, quien argumentó que su defendido no tuvo un juicio justo y que su condena tuvo carácter político.

 

Pero aún faltaba un inesperado apoyo. Palma Salamanca fue visitado subrepticiamente por los diputados Boric y Orsini, sin importarles que nuestro país esté solicitando su extradición y estando ambos en viaje oficial representando al Estado chileno. Al hacerlo, se convirtieron en cómplices activos e irresponsablemente expusieron la posición oficial de Chile para traer de regreso al exfrentista.

 

Los cómplices activos del ex frentista celebran satisfechos mientras la justicia espera con impotencia y un dejo de desesperanza.

 

La izquierda, que tanto dice respetar los DDHH y demoniza el lucro, apoya irrestrictamente a Palma Salamanca, un asesino confeso y además plagiador, que lucró raptando gente. En Chile, cobrando US$1MM por el rescate de Cristián Edwards, y luego en México con sus socios del FPMR, llegando a pedir entre US$1MM y US$30MM por liberar a la francesa Nancy Michelle Kendall y a Diego Fernández de Cevallos, excandidato presidencial en dicho país.

 

Pero más inmoral aún es cómo sus cómplices activos de Francia y Chile subliminalmente justifican el crimen cometido por el frentista, al atacar arteramente a través de su retórica, la figura del senador Guzmán, argumentando además que durante el gobierno del Presidente Aylwin, cuando fuera asesinado, no había una verdadera democracia y la justicia era la de Pinochet.

 

La izquierda, activando sus redes y justificando a Palma Salamanca, logró finalmente que un asesino confeso, condenado, encarcelado y fugado, viva libremente, protegido y con total impunidad. Los cómplices activos del ex frentista celebran satisfechos mientras la justicia espera con impotencia y un dejo de desesperanza.

 

 

FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: