Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 23 de junio, 2019

Jaime Jankelevich: La inquietante penetración del narcotráfico en Chile

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

El escándalo del padrón electoral de la comuna de San Ramón que se vive al interior del PS, unido a otras graves situaciones relacionadas con el narcotráfico, son señales de la penetración que este flagelo está teniendo en nuestro país, lo que debe atacarse sin demora alguna antes que sea demasiado tarde.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Consternación causó el reportaje de T13 sobre las irregularidades en la elección del PS en la comuna de San Ramón. Allí, el padrón electoral de los socialistas registró 3.996 votantes, equivalentes al 20% de todos sus electores de la RM, lo que contrasta con que en dicha comuna solo viven 99.860 habitantes, que representan un 1.4% de las siete millones de personas que habitan en esta región.

Durante la jornada electoral se observó la presencia de militantes expulsados del partido e incluso la del alcalde Miguel Aguilera Sanhueza, desvinculado del PS en 2017 por un eventual vínculo con gente investigada por narcotráfico. Adicionalmente, se detectaron siete militantes con domicilio en Pedro Lagos 1966, vivienda que fue allanada por tráfico de drogas y presencia de armas, quienes son familiares de Jorge Pinto, quien está preso en Santiago I, condenado por narcotráfico y quien al momento de su detención era funcionario de dicha municipalidad. Y como éstas, diversas otras irregularidades.

Lo grave de esta situación es constatar que el narcotráfico comenzó a penetrar en la política. Si esto no se enfrenta con la debida celeridad y decisión para detenerlo antes que se logre expandir, el riesgo para la estabilidad de nuestra democracia es extremadamente alto y peligroso. Y no solo en la política hay señales de la presencia de este flagelo. Según información proveniente  del sector automotriz, se han detectado masivas compras de potentes camionetas de muy alto valor, pagadas en efectivo, lo que es altamente sospechoso de que podría tratarse de operaciones de lavado de dinero, típicas de los narcotraficantes.

Hay otras evidencias importantes de considerar. En una población de Santiago, viviendas de escasos metros cuadrados están siendo arrendadas por sus dueños a precios exorbitantes, lo que indica que se están utilizando para actividades ilícitas propias del narcotráfico. En otro ámbito, la situación de las celdas VIP en las cárceles, donde los narcotraficantes llevaban una vida de reyes, expuso un problema de la mayor gravedad, pues nos señaló que los tentáculos del narcotráfico alcanzaron a gendarmería, lo que sin duda es extremadamente inquietante.

Y el jueves, Estados Unidos dio a conocer la mayor incautación de droga en la historia del puerto de Filadelfia y la tercera más grande de la historia de EE. UU., equivalente a 16,5 toneladas de cocaína, por un valor en calle de US$1.000 MM. El barco donde se encontró dicha droga provenía de Chile, aunque no se sabe con certeza aún cuándo y dónde fue embarcada. 

En resumen, si la política, las poblaciones, las cárceles y los puertos muestran señales de estar siendo penetrados por el narcotráfico y esta amenaza no se enfrenta con premura, decisión y todo el poder de la ley, el país se podría ver enfrentado a un enemigo que costaría mucho combatir, pues cuenta con recursos ilimitados para corromper, ya sea por dinero o por amenazas, con nefastas consecuencias para toda la sociedad. Por el bien de Chile, este problema se debe enfrentar enérgica y decididamente antes que sea tarde.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: