Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 6 junio, 2021

Jaime Jankelevich: El pago de Chile

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

Conocido es el dicho que titula esta columna, y que no es otra cosa que quienes habiendo hecho el bien, en forma totalmente desinteresada, reciben como respuesta la ingratitud del maltrato, de la sospecha y de la ignominia malintencionada. Es lo que está sufriendo la CPC, a raíz de la millonaria donación y abnegada gestión para ayudar al país a paliar la crisis social y sanitaria.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Escribo esta columna con una mezcla de asombro e indignación, al comprobar cómo se ha intentado armar una sórdida maquinación contra la CPC en relación con la importación de 515 ventiladores chinos el año pasado, que hoy estarían mayoritariamente en desuso.

Se ha iniciado una maniobra comunicacional sobre este tema, como si se hubiese tratado de un turbio negocio de los empresarios con dineros del Estado, cuando la verdad es que se adquirieron gracias a la desprendida donación de $111.000.000.000, que desde su patrimonio personal los empresarios pusieron a disposición del país para ayudar a superar la grave crisis socioeconómica y sanitaria generada por la pandemia, con la clara intención de salvar vidas. Y no solo fueron los ventiladores; también aportaron kits de PCR, test rápidos de diagnóstico, miles de cajas de alimentos y un largo etcétera.

Pero su generosidad parece que generó anticuerpos, porque últimamente, en diferentes medios de prensa, se han publicado sesgados artículos que tienen un claro afán de enlodar a los empresarios, focalizando su embestida en el presidente de la CPC, Juan Sutil, quien se involucró personalmente en hacer posible que nuestro país pudiera contar con los únicos ventiladores que estaban disponibles en el mundo en los inicios de la pandemia y que diversos países se los disputaban, incluso confiscándolos de los aviones que aterrizaban a cargar combustible en aeropuertos intermedios a sus destinos finales.

Y por supuesto, aprovechando el ruido generado, diputados de oposición llamaron a crear una comisión investigadora. Investigadora de qué, me pregunto, si al Estado no le costó un peso adquirir los 515 ventiladores y se consiguieron los que el Ministerio de Salud les indicó tanto a la CPC como a la Embajada en Beijing. El tema es que hoy hay pocos en uso, y a un año desde que llegaran y salvaran muchas vidas, los auto proclamados catones de la moral arman escándalo y rasgan vestiduras, opinando que lo que se trajo al país “fue un fiasco y una burla en medio de una dolorosa pandemia”, poniendo entre comillas que se trató de una “donación”, como si no lo fuera.

Es indignante la crítica, ya que intencionalmente omite destacar que lo que se pudo comprar fue una hazaña, porque todos los países del mundo recurrieron a China para adquirir ventiladores, puesto que no había ninguna disponibilidad en el resto del planeta. ¿Será que a la izquierda le molesta que la gente apruebe al empresariado y se aleje del estatismo que promueven?

Si esto sigue escalando, me pregunto a quién le quedarán ganas de hacer donaciones, de ayudar a quienes más lo necesitan, de colaborar con causas tan nobles como salvar vidas de chilenos, cuando sabrán que, de hacerlo, correrán el riesgo de ser denostados, perseguidos y maltratados, como si fueran deshonestos personajes que hacen pingües negocios aprovechándose de la desgracia ajena.

Es el drama que nos embarga, que ahuyenta a las almas nobles, que hiere sin razón, talvez por envidia o resentimiento hacia quienes han tenido éxito en la vida y están dispuestos a devolverle al país lo que éste les ha brindado. Es lo que hoy se está intentado hacer contra esos empresarios, personificándolos en Juan Sutil, que solo quisieron ayudar y que hoy están recibiendo el tristemente famoso pago de Chile.

  1. Claudio Haase B dice:

    Agradecer una acción generosa y por sobre todo oportuna en esta crisis es un deber!
    Por venir de donde vino ,para otros denigrar,una estrategia
    Para nosotros los que estamos sanos ,la responsabilidad es disculparnos en nombre la mayoría por las maledicencias y agravios

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO