Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 24 enero, 2021

Jaime Jankelevich: El Estado en deuda. ¿Quién protege a los inocentes?

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

Poco más de 20 días han transcurrido de 2021 y la Araucanía no deja de sorprender. 10 casas quemadas, un agricultor y un oficial de la PDI asesinados; 1 planta de áridos, 2 camiones, 3 camionetas, 2 galpones y 1 retroexcavadora quemados; 1 campo incendiado; robo de animales y madera; narcotráfico; inocentes amenazados, y no pasa nada.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La grave situación que se vive diariamente en la Araucanía, donde el Estado de Derecho prácticamente no existe, ya parece no impresionar a nadie. Es como si el país estuviera resignado a que en la zona ocurran atentados terroristas, asesinen personas, roben madera, trafiquen drogas y armas, incendien propiedad privada, amenacen a familias, y que reine la impunidad. El Estado solo promete querellas que terminan en nada y las víctimas siguen indefensas.

Los hechos descritos en lo que va de enero son una muestra del nivel de violencia que se vive desde hace ya años en la región, aunque no son los únicos. Esta semana, en Colico, la familia Ortúzar vio atacada y destruida su propiedad, se les amenazó de muerte y de quemarles su casa. Algo semejante pasó en Panguipulli. En Quidico, Tirúa, el empresario Fernando Fuentealba está amenazado desde 2020. Lo han atacado, balearon su hotel, lo desplazaron de su zona y vive en constante peligro, sin que el Estado logre protegerlo. El Líbero publicó ayer sábado un impactante reportaje sobre la grave situación que afecta a este empresario.Y en Temucuicui, ni 800 policías pudieron contener la emboscada de los violentistas, parapetados con armas de grueso calibre, de los que se dice son los soldados que resguardan la droga de los narcos que habitan en las comunidades.

Todo esto en menos de un mes. No olvidemos que el año pasado, en junio, se detuvo a Emilio Berkhoff con cerca de 900 kg de cocaína, provocando a los pocos días violentas reacciones, con atentados incendiarios y exigiendo la liberación de todos los presos mapuches. Y Héctor Llaitul ese mismo mes amenazó al Estado con una respuesta militar y organizada si aumentaban las fuerzas policiales. Y no le pasó nada.

Se señala en los múltiples diagnósticos que hay del “conflicto mapuche”, que se está frente a criminales que trafican drogas y armas y que están ampliando sus territorios. Pues eso no debiera ser ninguna sorpresa, porque lo que hacen es utilizar el mismo modelo empleado por las FARC, donde varios de los cabecillas fueron entrenados por ellos.

No es de extrañar entonces que en la Araucanía esté presente el tráfico de drogas y armas, porque es el medio de financiamiento de la subversión. El problema es que más allá de decirnos que es un tema complejo, el Estado parece impotente frente a los violentistas, cuando suponemos que su poder es muy superior al de ellos.

Es que resulta inaceptable que familias mapuches y no mapuches se vean amenazadas, atacadas, con miembros asesinados y despojadas a la fuerza de su patrimonio, ante la parsimonia del Estado, que es incapaz de encontrar una solución a este gravísimo conflicto que se extiende por décadas, ante la impotencia de las víctimas.

Qué más tiene que ocurrir, me pregunto, para que los parlamentarios aprueben las leyes que se requieren para combatir con inteligencia y mejores armas este flagelo; que los fiscales realmente investiguen, que los jueces dicten  condenas ejemplares  y que el ejecutivo ejerza todo el poder del legítimo uso de la fuerza para combatir a los subversivos.

Al final del día, y al igual que pasa con la delincuencia y el narcotráfico en las zonas urbanas, la pregunta que debemos hacernos es quién protege a las víctimas inocentes, cuando esto sigue aumentando semanalmente, con total impunidad.

El Estado sigue en deuda.

  1. Sergio Menares dice:

    Muchas veces pensamos que nuestros dirigentes (seamos partidarios de ellos o no) estan como ´´adormecidos´´. Aturdidos sin reacción. El caso de la Araucania en que el pueblo Mapuche incentivado por algunos extremistas , está haciendo de las suyas en su ´´habitat´´. Pero esto está fuera de lo permitido por ley y el gobierno parece que no quiere o no tiene ´´pulso´´ para parar el desordem y la criminalidad de las acciones mapuches. Qué quieren los mapuches ?. Será que tienen razón en sus peticiones ? Pongamosnos en el caso de ellos. Nosotros tambien tendríamos las mismas reinvindicaciones ? Tal vez si ;pero sin violencia. En todo caso para acabar con la violencia el Presidnte de Chile tiene el ejército o como en caso de Venezuela, se opone a cualquier invasión (como lo dijo en esa oportunidad – parece que prefiere seguir recibiendo imigrantes)ni que sea para salvar la Democracia en ese país ?.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO