Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 13 septiembre, 2020

Jaime Jankelevich: El 18, un año después

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

A una semana de celebrar nuestras Fiestas Patrias, pienso cuán diferente será este 18 comparado con la celebración del año pasado, donde con gran alegría se festejó durante casi una semana. Nada ni nadie nos hacía presagiar que en este 2020 el país estaría polarizado, atrincherado y amenazado de retroceder 10 años en términos de pobreza.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En un emotivo discurso, un representante demócrata, de raza negra, de Memphis, Tennessee, se quejaba de la violencia irracional en su país, reclamando que todo se había transformado en un tema del color de la piel en lugar de sentarse a conversar como personas con sentido común a solucionar los problemas. Su llamado fue una protesta ante la inacción de la sociedad que permitió, impávida, que los vándalos quemaran, destruyeran y saquearan sin que nadie los detuviera lo que se había construido con los impuestos de todos los ciudadanos. Indignado, reclamó por los ataques arteros contra la policía, gente destinada a proteger a la ciudadanía. Finalmente, señaló con rabia y pena que mientras eso ocurría, los enemigos de su país miraban con regocijo cómo se autodestruían. Su nombre es John Deberry Jr.

¿Por qué menciono esto? Porque al igual como en EE.UU. todo se transformó en un tema del color de la piel, acá todo se ha transformado en un tema del Apruebo o Rechazo, en lugar de sentarnos a conversar como personas con sentido común, para solucionar los problemas que nos afligen.

¿Acaso hicimos algo para evitar que los vándalos quemaran, saquearan y destruyeran lo que todos los ciudadanos financiamos con nuestros impuestos? ¿O se protegió a la policía de los ataques arteros que hasta el día de hoy siguen recibiendo? Nada de eso.

Igualmente, éramos un oasis en América Latina, y nos miraban con respeto, admiración y alguna dosis de envidia probablemente. ¿Cómo nos habrán mirado nuestros vecinos cuando el oasis se transformó en un tsunami de violencia, que derivó en la entrega de la Constitución? Curiosa similitud con lo reclamado por John Deberry Jr.

Nos engañaron con que no eran treinta pesos sino treinta años, los mejores de la historia del país. Avalaron la violencia con un silencio cómplice, proclamaron la desobediencia civil y consiguieron con ello lo que nunca imaginaron obtener por medio de la vía democrática.

Y  hoy, con más de 16.000 casos activos de Covid, nos conducen a un plebiscito irrelevante, que conlleva altísimos riesgos sanitarios, pero como la Dra. Siches dice que las condiciones están, y nadie se atreve a exigirle que explique por qué en marzo, con menos del 1% de los casos actuales, dijo lo contrario y se suspendió la votación, y cómo además se le teme a la izquierda, bueno, vamos con el plebiscito, aún con regiones en cuarentena total y otras retrocediendo, como Magallanes.

Mientras la insensatez avanza, de acuerdo a un estudio  de 10 instituciones, entre ellas el Hogar de Cristo, se nos advirtió que el país puede retroceder diez años en términos de pobreza, llegando nuevamente a cifras de dos dígitos, entre 11,9%  a 13,7%, con un impacto en 95.000 a 190.000 familias que volverán a vivir penurias.

Lo grave de esto es que al menos entre 95.000 o 190.000 niños estarán condenados a pasar hambre, a vivir en condiciones vulnerables y con escasas oportunidades de recibir una buena educación. Y si nuestros niños no se pueden educar, no tendrán futuro, y cuando eso ocurre, es el país entero quien termina condenado.

Hemos perdido el sentido común. Estamos polarizados. Vamos a despilfarrar $34.000 MM para financiar el plebiscito, más $4.000 MM en propaganda de las ONG de izquierda, mientras 1,8MM de chilenos están sin trabajo y la pobreza nos vuelve a golpear.

En este 18 no hay mucho que celebrar, pero convirtámoslo en la ocasión para desterrar nuestros temores y no dejarnos amedrentar por la izquierda radical, porque somos una inmensa mayoría los que queremos paz, libertad, tranquilidad para trabajar y hacer de Chile un país cada día mejor. ¡Viva Chile!

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete