Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de agosto, 2019

Jaime Jankelevich: Chile no es Argentina

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

La izquierda, envalentonada por el resultado de las primarias trasandinas, de inmediato sacó una declaración que pretende introducir la falaz idea que la situación de Chile es igual a la Argentina, comparando a Macri con Piñera y responsabilizando a ambos de no cumplir con lo que prometieron. La verdad es totalmente distinta.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Es procaz, por decir lo menos, que la izquierda intente convencer al país que por efecto del gobierno actual, Chile se encuentra en la misma situación de Argentina y el gobierno del Presidente Macri. Es procaz, porque no se puede mentir tan descaradamente, sabiendo que lo que están diciendo es falso. Pero lo están haciendo porque tienen la utópica idea que si convencen a los chilenos de esto, volverán al poder.

Pero baste observar lo siguiente: Argentina tiene una inflación del 52%, Chile 2.6%. Argentina tiene un 32% de pobreza, Chile 8.6%. Cristina Fernández de Kirchner tiene acumulados 13 procesos y varios pedidos de prisión preventiva por corrupción, enriquecimiento indebido, los acuerdos con Irán, etc. No ha podido ser detenida porque cuenta con fuero parlamentario y en Argentina el desafuero lo otorga el Congreso, que cuenta con mayoría peronista. En Chile, es la Justicia quien lo otorga. Para qué seguir.

Está claro que la situación del país trasandino no tiene nada que ver con la nuestra, pero la izquierda pretende que así sea, dejando entrever un mensaje subliminal, que intenta decirnos que en Chile debe suceder lo mismo que podría ocurrir en octubre en Argentina; es decir, que tenemos que volver a elegirlos a ellos para que gobiernen, ante lo que ellos consideran el fracaso de las promesas de la actual administración.

Pero analicemos la realidad. Chile con Bachelet, creció 1.8% en 2014, 2.3% en 2015, 1.3% en 2016 y 1.5% en 2017. Con Piñera, en 2018 el país creció 4%, lo mismo que los dos primeros años de Bachelet y la Nueva Mayoría. Para 2019, los pronósticos más pesimistas hablan de un 2.6% de crecimiento, equivalente a los dos últimos años de Bachelet. Es decir, el gobierno actual en la mitad de su período habrá hecho crecer al país en el mismo porcentaje que los cuatro años de Bachelet.

La izquierda habla de promesas no cumplidas y curiosamente se olvidan de dos temas relevantes. La herencia de las pésimas reformas del gobierno de Bachelet II y lo malo que fue su gobierno, y el obstruccionismo imperante en el Congreso por parte de la oposición. En Educación, en Pensiones, en lo Tributario, la oposición ha sido implacable y, en algunas ocasiones, ha rechazado la idea de legislar sin siquiera conocer el contenido de los proyectos. Así ningún país puede progresar.

Hoy el mundo está extraordinariamente complejo. La guerra comercial entre EE.UU. y China ha impactado incluso a economías tan sólidas como la alemana y la inglesa, que en la semana que terminó mostraron cifras negativas. El Dow tuvo su peor caída en años y el propio Trump decidió postergar más medidas contra China, en vista del negativo efecto en la economía norteamericana.

Somos un país abierto al mundo y el mundo se está cerrando. En este escenario, hablar de fracasado un gobierno que está haciendo crecer al país más que toda Latinoamérica y cuando el fantasma de la recesión mundial está aflorando, es irresponsable y falaz; más aún pretender que nos pasa lo mismo que Argentina.

Chile no es Argentina. Y Dios nos libre que lleguemos a eso.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: