Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 19 de julio, 2020

Jaime Jankelevich: A favor… a favor… a favor…

Consultor de empresas Jaime Jankelevich

La aprobación en la Cámara del proyecto que permite el retiro del 10% de los fondos de las AFP dejó al desnudo una grave crisis al interior de Chile Vamos y su relación con el gobierno. Es hora que se enfrente con franqueza, se reconozcan los errores y se llegue pronto a una solución que garantice orden y gobernabilidad, hoy ausentes.

Jaime Jankelevich Consultor de empresas

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Las derrotas de estas dos últimas semanas sufridas por el Gobierno y Chile Vamos en el Congreso son una clara demostración de lo mal que están las cosas en la derecha. Entre el Gobierno y la coalición se reprochan mutuamente ser los responsables de lo sucedido y no se ve que ninguna de las partes ceda en sus posiciones.

El gobierno dijo que Chile Vamos no da para más, y los partidos acusan al gobierno de no consultarlos, de solicitarles apoyo para determinados proyectos, para finalmente terminar haciéndole concesiones a la oposición, con lo cual deja a los partidos de la coalición en el aire, enojados y frustrados. Pasó con el proyecto del postnatal, con el de las 40 horas que impulsó el PC, y también con los cambios a última hora del apoyo a la clase media.

Así las cosas, pareciera ser que el affectio societatis está agotado y que el desafecto de los partidos con el Gobierno, demostrado a través de las más variadas críticas, tanto a sus medidas como a su gestión política, ha llegado a un punto tal, que requiere cirugía mayor, cambio de estrategia y una clara decisión de enmendar rumbos.

Ahora, como espectadores de este proceso, está esa ciudadanía que votó por el cambio y eligió a Sebastian Piñera con una amplia mayoría, que atónita y desilusionada, observa cómo la izquierda es la que impone los temas de la agenda y el oficialismo no se pone de acuerdo para actuar como un solo bloque, férreamente unido, para detener la retroexcavadora que está empezando a demoler los cimientos de nuestro modelo de desarrollo, cosa que no pudo hacer durante el gobierno de la Nueva Mayoría, pero que ahora lo ve factible.

Chile Vamos y el Gobierno tienen la palabra. O se ponen de acuerdo, o una larga noche se dejará caer sobre nuestro país.

A esa ciudadanía, a sus electores, no pueden abandonarlos a su suerte, pero esa es la sensación que se percibe. Y para no seguir defraudándolos, se requiere primero que nada la voluntad de llegar a un acuerdo, de dejar atrás las diferencias e intentar rescatar el poder, que en estos momentos está instalado en el Congreso, y no precisamente en manos de Chile Vamos.

Para lograr aquello, es crucial y urgente que ambas partes se junten, y en privado, pero con transparencia y humildad reconozcan sus errores, hagan un mea culpa, y después de eso, sin más recriminaciones, diseñen una nueva estrategia, que facilite el restablecimiento de las confianzas perdidas y le permita al gobierno recuperar el control de la agenda, del orden público y de la de conducción política, garantizándole así al país gobernabilidad.

Hoy se está lejos de aquello y es la izquierda más radical la que está imponiendo sus términos en el Congreso, incluso utilizando la amenaza como herramienta de control político, porque antes de la votación del miércoles insinuó que si no se aprobaba el retiro del 10% de los fondos de las AFP, la violencia volvería a las calles.

Curiosamente, en la noche anterior a la crucial votación se produjeron simultáneamente, a las 21:57, graves atentados a los cuarteles de Carabineros de Bajos de Mena, Cerro Navia, Estación Central, Maipú y Huechuraba. Y esa misma noche hubo más de 60 actos violentos, con saqueos, barricadas y quema de vehículos de la policía. El jueves, nuevamente la violencia se instaló en las calles, y ¡oh, casualidad!, el viernes se iniciaba el trámite en el Senado.

Si la coalición y el gobierno no llegan a acuerdo, el país quedará al arbitrio de quienes, no habiendo ganado el poder en las urnas, lo ejercen sin contrapeso a través del congreso, imponiendo un verdadero parlamentarismo de facto.

Hay mucho en juego en estos días. Chile Vamos y el Gobierno tienen la palabra. O se ponen de acuerdo, o una larga noche se dejará caer sobre nuestro país.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete