Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 diciembre, 2021

Jacqueline Deutsch: La salud mental de los candidatos

Un candidato a la presidencia requiere de un estilo de personalidad consolidada e independiente… debe ser un líder confiable, estable en el tiempo y predecible.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Desde que Gabriel Boric mostró el resultado de su examen por el consumo de drogas y otras sustancias, han surgido dudas de su validez y confiabilidad dadas las circunstancias en las que fue tomado. Si extrapolamos esta situación a cualquier otro escenario, como lo es cuando un individuo postula a cualquier trabajo, el conducto regular que se usa para evaluar su idoneidad es el proceso de selección, que incluye muchas veces este test, pero a través del pelo. Y es a través del pelo porque quintuplica la precisión de los resultados, al poder captar el consumo hasta 90 días después.

Cualquiera sea el trabajo, el postulante es evaluado en sus conocimientos, los años de experiencia, las especializaciones, etc. Lo que se conoce como CV. También lo son los rasgos psicológicos; en términos generales, la salud mental del postulante. Mientras más alto el cargo, más refinado es el tipo de prueba que se aplica para evaluar a la persona.

Existen cargos que requieren una alta capacidad de tolerancia al estrés (un gerente, por ejemplo) y otros que suponen altísimos grados de estrés, como la Presidencia de la República. Un candidato a la presidencia requiere de un estilo de personalidad consolidada e independiente, pero a la vez empático, capaz de defender sus ideales, elaborar estrategias, trabajar en equipo, tolerar las frustraciones… es decir, debe ser un líder confiable, estable en el tiempo y predecible. La predictibilidad y la certeza razonable son claves para disminuir los niveles de estrés en todos nosotros. Así es como funciona nuestro cerebro.

Hace unas semanas nos encontramos con un parlamentario, el Sr. Johannes Kaiser, haciendo una serie de declaraciones por las cuales en otros países, al parecer más civilizados que el nuestro, estaría preso. Sin duda algo en el proceso de selección falló, a pesar de lo cual -ya sea por votación o porque el sistema de reparto de votos se lo permitió- estará sentado en la Cámara de Diputados a partir de marzo. Si se hubiese dudado de un trastorno de la personalidad y diagnosticado de qué tipo, tal vez no habría sido elegido candidato.

Otro ejemplo del mismo tipo es Donald Trump, quien fue catalogado con una personalidad narcisista, según el criterio de los especialistas.

Por su parte, el candidato Gabriel Boric fue honesto al reconocer hace unos meses que posee un trastorno de la personalidad obsesivo compulsivo (TOC), que ha sido internado para ser tratado y que es responsable en la toma de sus medicamentos.

Tal como se hace en cualquier proceso de selección, los encargados de elegir al postulante del cargo, en este caso usted y yo, debiésemos tener la posibilidad de conocer acerca de la estabilidad emocional de quien dirigirá el país los próximos cuatro años. Y, al mismo tiempo, debiésemos estar conscientes de las implicancias de cualquier trastorno de la personalidad. No para estigmatizar, sino todo lo contrario: para tomar una decisión informada.

Como todo lo que tenga que ver con salud mental en este país es un tema tabú, se habla poco, se le designan pocos recursos y no se nos educa al respecto. Es de esperar entonces que a través de la toma de muestras de pelo aparezcan no solo el uso de drogas ilícitas, sino que también el uso de medicamentos que le son indicados para su trastorno de personalidad obsesivo compulsivo y, por supuesto, los efectos adversos que estos puedan tener. Solo falta transparentar las implicancias que tendría para su bienestar emocional y su control de impulsos el verse sometido a la presión que conlleva el cargo al cual postula.

Lo mismo es válido para José Antonio Kast, quien anunció que antes de la elección se realizará su propio examen de pelo.

La salud mental de nuestras autoridades por supuesto que es de interés público.

  1. Jaime Jankelevich dice:

    El problema es que no sabemos cuánto afecta el TOC a Boric y me pregunto si es eso lo que lo lleva a tomar decisiones de las cuales después pide perdón porque se equivocó. Si así fuere, sería bien riesgoso que llegara a presidir el país, porque si hay algo que un Presidente debe hacer todos los días, es tomar decisiones, muchas de las cuales son muy complejas y las toman en la soledad del mando.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

Un año para defender la libertad

En El Líbero, creemos en la libertad de expresión y en la libertad de prensa, y la defenderemos hoy, mañana y siempre que sea necesario. Somos un medio de comunicación libre e independiente, y trabajamos para llevarte la noticia con la veracidad y responsabilidad que nos caracteriza.

Nuestra independencia como medio de comunicación se la debemos a nuestra comunidad, la Red Líbero, que con sus aportes nos permiten seguir trabajando con el profesionalismo que el periodismo necesita en nuestro país.

Tú también puedes ser parte de nuestra comunidad, tu aporte puede hacer una diferencia. Al ser miembro, también tendrás acceso al 100% de nuestros contenidos de manera inmediata

HAZTE MIEMBRO