Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 9 febrero, 2021

Jacqueline Deutsch: El Covid y los trastornos de estrés post traumático

Vivimos un largo período sometidos a la incertidumbre, la ansiedad y un temor genuinos, a la muerte, a la pérdida del trabajo, a la soledad, el confinamiento y el distanciamiento no solo social, sino que también emocional. Tenemos que comprender los síntomas de los TEPT que serán consecuencia del 2020.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La mayoría de los países no estábamos familiarizados con el término pandemia y todo lo que implicaría en nuestras vidas. Los seres humanos tenemos memoria frágil y no es la primera vez en nuestra historia como humanidad que nos hemos visto enfrentados a catástrofes que han significado la muerte de millones de personas. Desastres naturales, guerras, el Holocausto han sido episodios de situaciones de un tremendo monto de estrés y trauma. Así también lo son los accidentes automovilísticos que tan solo en Estados Unidos supera las 40.000 decesos y 1,25 millones mueren el mundo, sin contar los millones de lesionados. La muerte por accidentes de tránsito son una especie de pandemia crónica. Pero nadie presta mucha atención a la experiencia traumática que conlleva un accidente automovilístico.

Durante la primera guerra mundial se reconocieron los síntomas psicológicos debido a la enorme cantidad de secuelas que presentaban los soldados en esa esfera. Pesadillas, flashbacks y depresiones graves fueron diagnosticadas como resultado de la experiencia vivida. La pandemia de la gripe española de 1918, que mató a 50 millones de personas en todo el mundo, también arrasó con combatientes de la primera guerra mundial, obviamente, pero no fueron mencionados entre las víctimas para no mostrar debilidad militar ante el enemigo. Curioso ejemplo de cómo las fuerzas políticas pueden influir en el reconocimiento y tratamiento de pandemias haciendo uso de los datos a su conveniencia.

Durante la segunda guerra mundial se volvieron a repasar los conceptos descritos; en términos psicológicos, se reaprendieron las lecciones que dejó el trauma en sí. Esta es una advertencia que las lecciones aprendidas en catástrofes anteriores deben servirnos para enfrentar lo que vivimos hoy con el Covid.

No fue si no hasta finalizada la guerra de Vietnam que la psiquiatría le otorga a la serie de signos y síntomas vividos por los soldados la categoría de trastorno por estrés postraumático (TEPT) para dar cuenta de todo el sufrimiento que los soldados estaban reviviendo.

La muerte, por su parte, en situaciones traumáticas es especialmente angustiosa por su falta de sentido contextual. En circunstancias normales, uno atraviesa etapas de pérdida, negación, depresión, dolor y finalmente aceptación. Las muertes traumáticas no tienen un sentido lógico, por ser tan repentinas, ya sea por su causa, por la manera en que transcurre la enfermedad, por la situación de salud previa, en fin, un sin número de variables. Lo que sí sabemos es que el paciente que muere por Covid, muere solo, alejado de su familia quien no puede despedirlo ni tampoco verlo una vez que fallece. No hay despedidas, sola la pena de la pérdida y la soledad del enfermo que ya no está.

Para poder enfrentar lo que viene en términos de la pandemia, debemos comprender la experiencia traumática que ha significado para todo el mundo, literalmente, las medidas adoptadas para combatir el virus. Así como el conocimiento pasado nos ha entregado la información de base para desarrollar las vacunas, también la entrega para comprender lo que significa el TEPT y sus consecuencias. Cuadros ansiosos y trastornos depresivos en general a los que se debe prestar atención y tener especial comprensión y cuidado. Es deber de las autoridades informar a la población sobre cuáles son las características y como abordarlo para evitar así aún mayores consecuencias que esta pandemia nos está dejando. Vivimos un largo período sometidos a la incertidumbre, la ansiedad y un temor genuinos, a la muerte, a la pérdida del trabajo, a la soledad, el confinamiento y el distanciamiento no solo social sino que también emocional. Tenemos que comprender los síntomas de los TEPT que serán consecuencia del 2020.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO