Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 22 abril, 2021

Isabel Plá: Los dos tercios de la próxima Constitución

Quienes aspiran a terminar con los dos tercios son los derrotados del Acuerdo como salida de la crisis. Y no bajan los brazos hasta hoy, buscando espacios para entorpecer ese camino, desacreditando sus reglas.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Desde la izquierda más ortodoxa ronda en las últimas semanas la pretensión de alterar una de las reglas más determinantes del proceso constitucional: el quórum de dos tercios para aprobar las normas de la próxima Constitución. La idea se ha planteado bajo una fórmula que “embolina la perdiz”, con un aparente sentido democrático: que la Convención, una vez instalada, defina en su reglamento que aquello que no pueda ser aprobado por ese quórum, sea sometido a plebiscito de mayoría simple.

¿Por qué es una muy mala idea alterar esa regla?

Para empezar, por la razón que fundamenta los quórum altos. Las Constituciones definen un camino institucional que debe representar a grandes mayorías, garantizar estabilidad en el tiempo y gobernabilidad. Queremos una Carta Magna que represente ampliamente a los chilenos, no una que divida y dependa de un voto más o de un voto menos.

Luego, porque la norma de los dos tercios forma parte del Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución, firmado en noviembre de 2019 por casi todos los sectores políticos del país. El “casi” no es un dato cualquiera, porque quienes promueven hoy derogar esa regla representan justamente a esa izquierda que se marginó del Acuerdo, volcándose en Twitter para calificar de traidores a los que pusieron su firma. El Acuerdo señala que el “órgano constituyente deberá aprobar las normas y el reglamento de votación de las mismas por un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio”.

Más claro aún: la reforma que regula el proceso constitucional desde el plebiscito de entrada hasta el de salida es explícita en esta materia. Junto con ratificar los dos tercios, raya la cancha de las atribuciones de la Convención: “no podrá alterar los quórum ni procedimientos para su funcionamiento y para la adopción de acuerdos”; “no podrá intervenir ni ejercer ninguna otra función o atribución de otros órganos o autoridades establecidas en esta Constitución o en las leyes”; y prohíbe “a cualquiera de sus integrantes o a una fracción de ellos”, asumir otras atribuciones que las que expresamente le reconoce esta Constitución.

Y finalmente, derogar los dos tercios traiciona la confianza del 80% de electores que votó Apruebo en octubre pasado bajo esas normas, de izquierda a derecha. Escuché muchas veces a electores de centro derecha mencionar ese quórum para aprobar, porque les parecía la garantía de una Constitución que representara ampliamente a los chilenos y cerrara ese espacio de disputa que en los últimos años ha hecho aguas por todas partes.

Ahora bien, la ingenuidad en política se paga cara. Que el quórum de dos tercios esté garantizado en un Acuerdo, en una reforma constitucional y en el resultado de un plebiscito, y que se establezca como un horizonte de estabilidad, no va a detener a quienes lo ven como la representación de lo que detestan: instituciones sólidas, democracia estable, contrapesos al poder y antídotos al populismo. No se persigue perfeccionar el camino constitucional o abrir espacios de acuerdo, ni siquiera una mejor Constitución. Quienes aspiran a terminar con los dos tercios son los derrotados del Acuerdo como salida de la crisis. Y no bajan los brazos hasta hoy, buscando espacios para entorpecer ese camino, desacreditando sus reglas.

Detrás de este debate, como en muchos otros, está una izquierda que no respeta los acuerdos y que permanentemente intenta atropellar la ley y la Constitución. Una izquierda que ve en la democracia un momento instrumental y transitorio hacia otras formas de poder, sin contrapeso alguno, donde las promesas que se hicieron para llegar hasta ahí se transforman en una pesadilla de la que casi es imposible despertar.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

En El Líbero. creemos que construir una sociedad libre es posible. Por esta razón, creamos contenidos que te permiten obtener una vision mas amplia del panorama actual, para que tú mismo puedas crear tus opiniones.

Gracias al aporte de los miembros de la Red Líbero nos es posible cumplir con esta labor, que cada día nos permite llevar contenidos periodísticos de calidad a más personas. Queremos invitarte a que seas parte de la red de personas que apoyan el periodismo libre y que quieren informarse a través de un medio en el cual puedan confiar, te invitamos a que formes parte de la Red Líbero

HAZTE MIEMBRO