Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 octubre, 2020

Ignacio Sánchez D.: Aspectos relevantes de un proceso constituyente

Rector Pontificia Universidad Católica de Chile Ignacio Sánchez D.

Es un tiempo de oportunidad para tener una mejor nación, y en esta tarea estamos presente las universidades del país.

Ignacio Sánchez D. Rector Pontificia Universidad Católica de Chile
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Las universidades y sus comunidades son espacios relevantes orientados al debate, análisis de ideas y propuestas, los que adquieren una relevancia especial en el momento en que nuestro país analiza los aspectos constitucionales que se definirán en el próximo plebiscito del 25 de octubre. Independiente del resultado, se abre una reflexión de la Carta Fundamental que es muy necesaria para el país. Sin lugar a dudas, para todos los integrantes de nuestra universidad hay temas de gran relevancia en este proceso constituyente, en el cual es crucial aportar con argumentos y convicción. El análisis de una Carta Constitucional debe incluir el sistema de gobierno y la forma de hacer política, junto con los principales deberes y derechos que cada integrante de nuestro país va a comprometerse a cumplir y a disfrutar por formar parte de la nación. Por supuesto que estas propuestas no nacen desde una hoja en blanco, en un país con una tradición amplia y rica en materia de Cartas Constitucionales.

Dentro de los principales derechos, se cuentan de manera prioritaria el respeto a la dignidad de la persona; el derecho a la vida y la protección del que está por nacer; la libertad religiosa o de culto -es decir la opción del ser humano de elegir libremente su religión, de no elegir ninguna o de no creer-. Además, relevancia creciente ha adquirido la posibilidad de proteger los neuroderechos, es decir a través de una propuesta constitucional poder proteger la integridad y privacidad mental, que permita estar a la vanguardia del desarrollo de la inteligencia artificial. El progreso de las neurociencias será el mayor avance que tenga la humanidad, planteando una reflexión de varios conceptos fundamentales, como son la definición de persona, su integridad, derechos y deberes, junto a la construcción de una sociedad en este entorno.

Un aspecto primordial es el derecho a la educación -que tiene por objeto el pleno desarrollo de la persona en todas las etapas de su vida, contando por cierto los padres con el derecho preferente y el deber de educar a sus hijos-, en la que el Estado debe garantizar el acceso a una educación inclusiva y de calidad para toda la población. A nivel superior, se debe procurar el desarrollo de la investigación científica, tecnológica, humanista y la creación artística. A esto se suma la libertad de enseñanza -es decir el reconocimiento del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos-, permitiendo el estado proyectos educativos diversos. Todos estos son aspectos fundamentales en una Constitución, lo que será siempre propuesto y argumentado desde la universidad.

Por supuesto que hay otros temas muy relevantes en un proceso constituyente, específicamente se destaca la situación de los diversos pueblos indígenas, lo cual nos hace una nación heterogénea, con diversidad étnica y cultural. Este proceso constituyente se ofrece como una oportunidad única para provocar un diálogo en el que participen todos los pueblos originarios de nuestro país. Así, estaremos construyendo juntos un Chile más inclusivo donde se produzca un intercambio cultural que nos enriquezca. Por otra parte, dentro de los derechos sociales -de una manera amplia y general, para no ser restrictivos-, es evidente que deben estar los aspectos básicos de los derechos a la salud, educación, pensiones, vivienda y otros. Este es un desafío país en el cual no podemos estar ausentes.

Desde la Universidad Católica hace ya algunos años aportamos con argumentos al debate de la ley de aborto en tres causales y de manera especial a la objeción de conciencia personal y a respetar el ideario institucional de los cuerpos intermedios -en este caso las universidades- en nuestra sociedad. Lo hicimos por la convicción que debíamos defender la vida de seres inocentes y vulnerables. Esta será una discusión prioritaria que va a reflejar en qué medida estamos dispuestos a respetar toda vida, por supuesto la de la madre, junto a la del niño que está por nacer, que merece todo nuestro respeto y protección, ya que pertenece a los más vulnerables de nuestra sociedad. El niño que está por nacer debe ser cuidado y protegido, ya que no existen barreras de tiempo que lo distingan como persona durante el embarazo. Así, desde la fecundación se desencadenan procesos continuos que forman parte del desarrollo de la persona que está por nacer. Sin duda, vamos a aportar este debate para su cuidado y protección.

En los aspectos de la discusión del término de la vida, los cuidados paliativos son clave dentro de la igualdad de derechos y oportunidades para todos quienes viven en nuestro país. Sin dar esta oportunidad, de manera amplia en la medicina pública y privada, es imposible que las personas opinen y tomen decisiones con libertad. Es por esto que en un corto plazo hay que tener una adecuada legislación en el acceso a los cuidados paliativos antes de presentar otras temáticas. Se debe respetar la vida hasta la muerte natural y dar todas las oportunidades y condiciones para que esa calidad de vida sea con los mismos estándares para todos, independiente de su condición socioeconómica. Reitero que no se puede estar de acuerdo con la eutanasia, por ser ésta un atentado a la vida.

Los temas descritos son de gran relevancia por lo que no van a poder quedar descuidados o ausentes en una futura discusión constitucional. Desde la UC y también desde el sistema universitario, van a ser planteado con argumentos y propuestas de gran profundidad. En esta tarea estamos en nuestra universidad, con una gran cantidad de profesoras y profesores que desde diferentes disciplinas nos aportan a esta reflexión. En esencia, la educación es lo que permite el desarrollo de los pueblos, por lo que asegurar su libertad, acceso, pertinencia, calidad e inclusión es clave en todo debate del orden institucional que se proponga un país.

En esta discusión, es muy relevante insistir en que el sistema universitario amplio y diverso debe ser apoyado en su crecimiento, desarrollo y aporte público al país, con el objeto de que cada vez más sea un actor muy relevante y necesario en nuestra sociedad. Su importancia e impacto ha quedado muy patente en este tiempo de pandemia, en que las universidades han trabajado en equipo y en conjunto, lo que ha significado un ejemplo de colaboración y de aporte colectivo para el país. Hoy, las palabras colaboración, trabajo en equipo, bien común, mirada país, sinergia, empatía, comprensión, flexibilidad y otras, han sido la tónica de la colaboración universitaria. Ejemplos de aportes en estos meses en la creación de nuevo conocimiento en las áreas de las ciencias, humanidades y artes son abundantes y han significado un gran impacto para el país. Lo descrito se plasmará de igual forma en un debate constitucional que se abrirá en las próximas semanas, independiente del resultado del próximo plebiscito. Es un tiempo de oportunidad para tener una mejor nación, y en esta tarea estamos presente las universidades del país.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete