Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 15 de febrero, 2019

Gustavo Ananía: Fintech: Regulación a la vista

Ingeniero civil industrial, gerente general de RedCapital Gustavo Ananía

Una nueva regulación para una nueva industria. Eso es, sin dudas, lo que están vislumbrando muy optimistas por estos días las distintas firmas tecnológicas financieras, conocidas como Fintech, tras la “venia” de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Es el primer paso.

Gustavo Ananía Ingeniero civil industrial, gerente general de RedCapital
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El mercado es un fenómeno altamente cambiante dada la constante irrupción de nuevas industrias. Hoy, por ejemplo, vemos cómo las Fintech han crecido fuertemente y tomado un protagonismo tan importante en aspectos financieros, que el mismo ente regulador ha tenido que hacerse presente.

La CMF anunció hace unos meses la elaboración de un white paper en torno a una eventual nueva y especial regulación para estas firmas tecnológicas, algo sumamente atingente al contexto que vive Chile. Se trata, además, de una buena señal para los nuevos actores porque, de cierta forma, se está dando un respaldo a estas nuevas actividades. Muchas Fintech actualmente se dedican a solucionar problemas que la industria tradicional no ha tomado en consideración. Uno de ellos es el financiamiento a las pymes, que en reiteradas ocasiones han debido desistir de sus proyectos por rechazos de créditos.

La solución concreta y que se ha consolidado este año es el crowdlending (o crowdfunding de préstamos), que ayuda a las pequeñas y medianas empresas a conseguir esos recursos requeridos en mejores condiciones gracias al financiamiento colectivo. Lo anterior no es menor. El crowdfunding no sólo ha contribuido al desarrollo de la economía en el país –en 2018 se registraron niveles récord de creación de empresas y sociedades a través del sistema RES-, sino que también se ha posicionado como una de las mejores alternativas de inversión. Los inversionistas obtienen una atractiva rentabilidad -en 2018 se llegó a un promedio un 13%- en un contexto en que los instrumentos tradicionales han tenido bajísimos retornos y es por ello, justamente, que las inversiones alternativas han tomado tanta relevancia.

Pero no sólo las pymes y los inversionistas se benefician del crowdfunding; también el gobierno, debido a los impuestos que se pagan. Y a la vez, se contribuye a formalizar muchos créditos que hoy no son monitoreados, permitiendo obtener estadísticas reales al respecto. En esto nos atrevemos a hacer un llamado al gobierno a calcular el ahorro que podría tener Corfo en recursos para destinar a otras acciones con un mayor crecimiento del crowdlending.

Que ya tengamos un white paper con los principales ejes en torno a este tema y estemos próximo a diseñar una Ley Fintech son señales muy buenas de cara al desarrollo que le entrega al país. Ya sabemos que se van a establecer exigencias diferenciadas y proporcionales a partir de los riesgos inherentes a las actividades particulares de cada entidad, lo que es un primer paso, ya que aún faltan muchos detalles para poder ver los impactos que podría tener la nueva regulación. Sólo esperamos que no pongan trabas a la innovación, y así se permita que cualquier persona pueda emprender un negocio legítimo sin exigencias de capitales mínimos. Chile tiene la oportunidad de ser el centro de innovación financiera en la región.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: