Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 27 de octubre, 2018

Gonzalo Valdés: Un mejor INE para Chile

Director Ejecutivo, Centro de Políticas Públicas UNAB Gonzalo Valdés Edwards

En nuestro país el INE es, teóricamente, independiente. Sin embargo, el Director Nacional es designado libremente por el Presidente. Entregar la supervisión del INE a un directorio que refleje la diversidad política nacional incentiva la política basada en evidencia sin excluir visiones filosóficas.

Gonzalo Valdés Edwards Director Ejecutivo, Centro de Políticas Públicas UNAB
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Banco Central y Bloomberg protagonizaron recientemente un altercado respecto a la calidad de las cifras de desempleo. El debate revela una importante debilidad de nuestro sistema de estadísticas: la subordinación al gobierno de turno. Un cambio institucional menor podría corregir este problema.

 

El Banco Central justificó subir la tasa de política monetaria debido a que diversas “fuentes complementarias de información sobre el mercado laboral” indicaban un fortalecimiento del empleo. Bloomberg, el gigante de la información financiera, respondió que estos datos “no se condicen con las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE)”, cuestionando su validez en contraposición a cifras oficiales. El Banco Central respondió que las estadísticas oficiales son sólo uno más de los antecedentes que utiliza para evaluar el estado de la economía nacional. En resumen, el Estado no confía en sus propias cifras. La historia reciente muestra por qué.

 

Para responder a recomendaciones y exigencias de organismos internacionales (OIT y OCDE), el primer gobierno de Michelle Bachelet impulsó cambios a la encuesta de desempleo, terminando con la encuesta anterior. La nueva encuesta se implementó a partir del primer gobierno de Sebastián Piñera, y mostró la creación de cerca de 1 millón de empleos en sólo 4 años. Durante el segundo gobierno de Bachelet la encuesta también sería protagonista, ya que ante la sorpresa de diversos economistas el mercado laboral resistiría el frenazo 2014-2017. Ni a la derecha ni a la izquierda les conviene criticar la actual encuesta de desempleo; temen que sus éxitos (el millón de empleos y la fortaleza del mercado laboral 2014-2017) se deban a que la nueva encuesta subestime el desempleo. Nunca conviene mostrar cifras negativas.

 

En nuestro país el INE es, teóricamente, independiente. Sin embargo, el Director Nacional es designado libremente por el Presidente. En contraste, en el Reino Unido (desde la publicación del Statistics and Registration Service Act de 2007) existe un Jefe de Estadísticas y un directorio. El Jefe de Estadísticas es elegido mediante concurso público y el directorio es recomendado por el Parlamento. El directorio supervisa la administración del Jefe de Estadísticas.

 

Entregar la supervisión del INE a un directorio que refleje la diversidad política nacional incentiva la política basada en evidencia sin excluir visiones filosóficas. Por ejemplo, si un partido de derecha está interesado en la movilidad social y un partido de izquierda está interesado en la desigualdad, el INE podría entregar ambos datos. Un directorio transversal también fomenta la prudencia: antes de aceptar cambios metodológicos sobre la encuesta del desempleo, una oposición crítica preferiría mantener la encuesta original hasta que la nueva encuesta demuestre ser superior; no sea que el oficialismo les pase gato por liebre.

 

Este cambio institucional evita -a bajo costo- la generación de cifras sesgadas, genera un necesario apego de la política a la realidad sin bloquear visiones opuestas, y fortalece el prestigio del INE.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: