Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 16 agosto, 2020

Gonzalo García: Curacautín, piedra de unión

Investigador Fundación P!ensa Gonzalo García Cañete

¿Es que alguien sabe qué pasa en la Araucanía realmente? A estas alturas, parece ser que la situación está totalmente desdibujada y hay quienes rapazmente quieren sacar provecho carroñero.

Gonzalo García Cañete Investigador Fundación P!ensa

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hace días aconteció un hecho que nuevamente se utilizó como carne de cañón en las redes sociales. Un grupo de personas desalojó la municipalidad de Curacautín, que estaba tomada por “comuneros mapuches”.

Curacautín es una ciudad de casi 17 mil habitantes, cuyo nombre en mapudungun significa “piedra de reunión”. Resulta simbólico que en una comuna con ese nombre haya pasado lo que pasó. Sin embargo, el aprovechamiento político y mediático, a veces, se pasa de la raya. Creo que este es uno de esos momentos. ¿Es que alguien sabe qué pasa en la Araucanía realmente? A estas alturas, parece ser que la situación está totalmente desdibujada y hay quienes rapazmente quieren sacar provecho carroñero.

Se han quemado escuelas, iglesias, casas, maquinaria, se ha herido a gente a la cual no se le permite seguir su camino, han muerto personas. Si lo anterior no fuera suficiente para el lector, el 26 de junio de este año, Héctor Llaitul, vocero de la Coordinadora Arauco-Malleco, indicó en un medio digital: Ya resurgió el weichan (guerra mapuche) y nuestros weichafe ya nos hemos convocado, con consciencia y con valor. Hoy contamos con capacidad militar para la defensa de lo recuperado y para seguir avanzando”. En otras palabras: se ha declarado la guerra.

En la otra cara de la misma moneda, hay otra estrategia de presión para torcer la mano al Estado, la de Celestino Córdova, machi. La huelga de hambre es la herramienta constante de algunos mapuches. En este caso, para cumplir la condena a su manera , en un supuesto amparo del convenio de la OIT 169.

El martirio de Celestino, como él lo ha llamado -en un audio que ha corrido por WhatsApp- tiene varios objetivos, uno de ellos es martirizarse. Aquí es preciso indicar un problema, más allá de la consignas y objetivos. Los crímenes que cometen mapuches ¿cómo deben ser tratados? Al parecer se supone que de acuerdo con la cultura de quien comete el crimen, si este es de un pueblo indígena o tribal. Pues bien, ¿qué sucede si esa persona, como es el caso, comente el crimen contra alguien que no es propio de su pueblo?

No hay claridad, pero hay experiencias internacionales que pueden ser miradas. Este es el ejemplo de Canadá, donde las condenas a indígenas tienen diferentes leyes y niveles, incluso la aplicación de condenas de la propia cultura. Pero lo importante es que, ante crímenes atroces, la ley que corre es la ley canadiense más allá de la cultura de quien lo hizo.

Es de esperar que para Celestino y otro, se acuerden del significado de Curacautín y cambien su postura radical. Para cerrar, es tiempo de cuestionar a quienes tienen cargos importantes en la cultura mapuche. Celestino, es Machi, una persona que es considerada sabia y además curandera, cuyo fin es hacer el bien y que no puede hacer otra cosa que aconsejar y sanar. ¿Qué pasa si ese machi mata? ¿Sigue siendo digno de tan potente cargo?

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete