Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 2 diciembre, 2020

Francisco Orrego: De tal palo, tal Rincón

Lo mínimo que los chilenos esperan de sus autoridades es que actúen con integridad y transparencia. Sin guardar ninguna prudencia, la senadora ha imitado y adquirido las peores prácticas y carácteristicas del entorno legislativo en el cual se desenvuelve.

 

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Leo en internet que el refrán “de tal palo, tal astilla” se emplea para referirse a las personas que imitan o adquieren algunas características o cualidades de sus padres o del entorno en el cual crecen o se crían; y que se puede usar refiriéndose al físico, comportamiento, forma de actuar, gustos, entre otras. El reciente caso de la asesoría de los hermanos Rincón al dueño de Felices y Forrados, revelado por este medio, me hizo recordar ese antiguo dicho. No solo ha levantado la preocupación de las más altas autoridades económicas del país (Banco Central y CMF), motivando incluso una investigación del Sernac por publicidad engañosa, sino que a todos los chilenos que ven en este caso de lobby político un típico ejemplo de abuso y ausencia de integridad de la clase política.

La falta de transparencia con que la senadora Rincón actuó ante la Comisión de Constitución del Senado, donde se discutía el segúndo retiro del 10% de los fondos previsionales, al abordarse una indicación -de iniciativa de la senadora por cierto- que beneficiaba directamente a Felices y Forrados, generó la molestia transversal de los integrantes de la instancia legislativa.

La acusación más liviana fue que “trató de pasar una cuchufleta”, siendo la indicación rechazada por toda la Comisión, con excepción de la propia senadora, dejando con ello firmada la “cuchufleta” con su huella. Aunque ella alega que la relación no sería directa, sino que a través de su hermano, el ex diputado, ello no le resta mérito a la necesidad de investigar a fondo la relación y el conflicto de interés. Está por verse si el Ministerio Público examinará este caso con la acuciosidad, proactividad y difusión con que lo hizo tratándose de otros sectores políticos.

El caso demuestra, por otra parte, que la relación entre el dinero y la política no es un atributo exclusivo de la derecha, como muchos han pretendido caricaturizar. Aunque durante años apuntó con el dedo a empresarios y políticos por las irregularidades en el financiamiento de campañas, hoy la actual oposición prefiere mirar para el lado y bajarle el perfil al caso. La solución no pasa por tirar la pelota al rincón y eludir el escrutinio ciudadano y de los medios de comunicación. Dada la relación de los involucrados con cierta prensa nacional, está por verse el profesionalismo y objetividad con que se abordará el caso. Es probable que se esconda bajo la alfombra o se haga una defensa corporativa o familiar.

La redacción de indicaciones durante la tramitación de proyectos emblemáticos, tales como el royalty minero o la ley de Pesca, con el aporte o apoyo de los sectores afectados, fue duramente criticada por la oposición, al punto que se denunció su ilegalidad y se propició, incluso, la nulidad de la legislación aprobada. ¿Debemos asumir, entonces, que las leyes aprobadas por la senadora Rincón, afectadas por conflictos de interés, son inválidas? De seguro los implicados encontrarán las excusas perfectas para marcar distancia con otros casos anteriores. “El que se excusa, se acusa”, dice el refrán.

Las pretensiones presidenciales de la senadora Rincón quedan también fuertemente comprometidas con este caso. Lo mínimo que los chilenos esperan de sus autoridades es que actúen con integridad y transparencia. Sin guardar ninguna prudencia, la senadora ha imitado y adquirido las peores prácticas y carácteristicas del entorno legislativo en el cual se desenvuelve, adoptando un comportamiento y forma de actuar totalmente reprochable y ajeno a los estándares que exige la ciudadanía.

Las excusas agravan la falta. “De tal palo, tal Rincón”, diría el refrán en su caso. Y el nombre de los hermanos Rincón quedará en la conciencia colectiva, como el clásico ejemplo de abuso de poder y tráfico de influencias. En el lenguaje popular, surgirá -de manera espontánea- el dicho “Más feliz y forrado que un Rincón”, para graficar la incentuosa relación entre dinero y política.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO