Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 2 septiembre, 2020

Francisco Orrego: Carta del movimiento socialdemócrata a Olaf Lavin

“Junto con rechazar su solicitud, le solicitamos que, en lo sucesivo, se abstenga de declararse socialdemócrata, de lo contrario nos veremos impedidos de apoyarlo en la campaña del Apruebo de cara al plebiscito del 25 de octubre, si acaso no ha cambiado de opinión para entonces”.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Señor Compañero
Olaf (Joaquín) Lavin
Presente

Estimado Olaf,

Hacemos referencia a su solicitud de incorporación al Movimiento Internacional Socialdemócrata, que nos hiciera llegar a través de nuestro portal www.socialdemocracia.plop. Habrá de saber Ud. que no es el único chileno interesado en adherirse. Recientemente un grupo de amigos del líder de los empresarios, Sr. Johan Sutil, se acercó a nuestra Secretaría General para consultar sobre los pasos necesarios, sin mencionar el caso de un ministro chileno, Sr. Kristen Monckeberg, que se declaró “socialcristiano” y nos envió su solicitud por error.

En su caso particular, nos complace observar el regreso de los Lavin, familia fundadora del movimiento por allá en el siglo XIX, que luego emigró a América del Sur, donde echó raíces y abrazó fervorosamente la causa del capitalismo imperialista. Sinceramente los creíamos en peligro de extinción. Sabemos que ello no fue casual y que obedeció a un instinto natural para sobrevivir bajo las leyes del mercado, ese mercado que alguna oportunidad fue definido como “cruel”. Considerando que provienen de la misma región y abolengo que los Stalin y Lenin, los Lavin tendrán siempre la puerta abierta para regresar a su Alma Mater: la socialdemocracia. Nos deleita ver que sobrevivieron al brutal capitalismo y que nunca olvidaron nuestra romántica ideología política, social y económica, no obstante las fuertes desconfianzas y restricciones a la intervención estatal que promueven los regímenes capitalistas.

“Competencia donde sea posible, planificación donde sea necesaria”, es nuestro lema. No podemos ignorar que bajo los regímenes capitalistas se promueve maliciosamente el principio del Estado subsidiario, que implica que el Estado sólo debe ejecutar una labor orientada al bien común cuando advierte que los individuos o los cuerpos intermedios no la realizan adecuadamente, cualquiera sea la razón. Imaginamos cuánto deben haber sufrido los Lavin bajo esa concepción ideológica explotadora y opresora del individuo, tan alejada a nuestro querido y exitoso Estado de bienestar, propio de los países altamente desarrollados y eficientes, donde gracias a una penetrante intervención estatal gozamos de una floreciente calidad de vida, sin necesidad de esforzarse mucho. Papá Estado se hace cargo de todo. ¡Chiste socialdemócrata sueco! ¡Jojojo!

Entendemos que los Lavin se refugiaron en Chile, aquel último bastión capitalista de América del Sur, donde se llevará a cabo un proceso constituyente que resolverá todos los problemas de desigualdad que se crearon a partir de 1990. Estamos al tanto que tuvieron los mejores -¿y los últimos?- 30 años de progreso de su historia, pero que llegó la hora de refundar el país y su modelo de sociedad. Partir de cero debe ser la consigna. En ello tenemos una amplia experiencia que ponemos a su disposición. Sabemos cómo manejar o alterar estos procesos para que concluyan exitosamente en un Estado de bienestar robusto, aún cuando Chile sea un país que no pueda solventarlo como nosotros. El financiamiento y la responsabilidad fiscal es lo de menos. Lo importante es intervenir agresivamente en todas las áreas de la sociedad. Lo hicimos en Argentina, Ecuador, Bolivia, Brasil, entre otros. Ha sido tal nuestro éxito, que nunca más pudieron volver a un régimen capitalista. Allí el Estado de bienestar rige en todo su esplendor, aún cuando el déficit fiscal en esos países sea galopante, incontrolable y crónico. Ahora que no hay roaming internacional con Argentina, puede verificarlo directamente con los amigos de La Cámpora. ¡Chiste socialdemócrata finlandés! ¡Jojojo!

Nuestra desinteresada recomendación para el proceso constituyente puede resumirse en 3 pilares fundamentales: 1) La eliminación del Estado subsidiario, para convertirlo en un Estado de bienestar, para restringir al máximo la libertad de las personas; 2) Establecer una fuerte intervención estatal en la economía, incluyendo más ministerios y empresas públicas, para que los políticos tengan más beneficios y el sector privado quede reducido a su mínima expresión; y 3) Cambiar el régimen político, a uno semipresidencial, para los parlamentarios controlen la vida de todas las personas y abusen de sus atribuciones y privilegios. En realidad, lo podemos resumir en “Más Estado, menos libertad”, algo que a los Lavin y su entorno cercano, les debería parecer atractivo.

Pero le tenemos una mala noticia. A través de una búsqueda ligera en Google, hemos notado algunas inconsistencias con su solicitud. En efecto, hemos detectado que Ud. es Opus Dei, participó y fue partidario de la Dictadura de Pinochet, trabajó en El Mercurio, estudió en Chicago, defendió la Constitución de 1980 y a Pinochet en Londres, se declaró Bacheletista-Aliancista, y milita en la UDI (aunque registra una morosidad en su cuotas), entre otros. Entendemos que ser Chicago Boy y luego definirse como bacheletista aliancista y ahora, más recientemente, socialdemócrata, le ha permitido sortear toda clase de discriminaciones y adversidades en Chile, pero ello nos hace imposible aceptar su admisión al movimiento. Le advertimos que la socialdemocracia tiene un proceso de selección más de exigente y transparente que la masonería o la UDI. ¡Chiste socialdemócrata noruego! ¡Jojojo!

Lo anterior no nos impide reconocer sus altas capacidades de gestión, comunicacionales y su buen sentido del humor, que transmite diariamente a través de las pantallas de toda clase de artefactos electrónicos (¿en verdad aparece en las pantallas de microondas?), de modo que nuestra decisión no es algo personal. Sin embargo, pesó enormemente la opinión de nuestros consejeros del Grupo de Puebla: Evo Morales, Rafael Correa, Lula da Silva, Dilma Rousseff, Alberto Fernández, Cristina de Kirchner y Fernando Henrique Cardoso fueron de la opinión que su incorporación al movimiento podía debilitar el incuestionable liderazgo y masivo arrastre del Grupo de Puebla en América Latina. Incluso, Cardoso fue más allá y nos advirtió que: “Si izquierda significa estar contra el orden social existente y derecha a favor, la socialdemocracia es sin duda una corriente de izquierda”, por lo que aconsejaba desechar su solicitud.

Junto con rechazar su solicitud, le solicitamos que, en lo sucesivo, se abstenga de declararse socialdemócrata, de lo contrario nos veremos impedidos de apoyarlo en la campaña del Apruebo de cara al plebiscito del 25 de octubre, si acaso no ha cambiado de opinión para entonces. ¡Chiste socialdemócrata alemán! ¡Jojojo!

Finalmente, le ageradeceríamos preguntarle a los amigos del Sr. Johan Sutil si siguen interesados en hacer los tramites para incorporar al empresario. Todo parece que sus verdaderos amigos del colegio lo convencieron de desistirse por ahora.

Saludan atentamente a Ud.,

La Comisión Evaluadora
Movimiento Internacional Socialdemócrata

@forregob

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO