Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 19 diciembre, 2020

Francisca Echeverría: Pensar lo político

Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes Francisca Echeverría

El desafío es comprender el momento político. ¿Qué elementos de nuestra crisis son parte de un fenómeno global y cuáles son específicamente nuestros? ¿Qué incubó la crisis? ¿Cuáles son sus rasgos principales?

Francisca Echeverría Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

A estas alturas resulta una obviedad decir que nuestra crisis política suscita más preguntas que respuestas. ¿Qué nos pasó? Hay muchas lecturas, pero basta un poco de honestidad intelectual para atisbar que la situación no admite diagnósticos demasiado simples y que muchas veces las categorías mentales que nos han servido hasta ahora se quedan cortas para explicarla. ¿Cómo salimos de ésta?

Frente a la estéril agitación que nos rodea, no es mal camino comenzar por leer. El desafío es comprender el momento político y eso requiere buscar pistas en la filosofía, la historia, las ciencias sociales, la literatura. ¿Qué elementos de nuestra crisis son parte de un fenómeno global y cuáles son específicamente nuestros? ¿Qué incubó la crisis? ¿Cuáles son sus rasgos principales? Sin este esfuerzo de comprensión, difícilmente acertaríamos frente a la pregunta sobre qué hacer.

Un libro interesante para pensar sobre lo político, entre muchos otros, es el Curso de filosofía política de Pierre Manent (Instituto de Estudios de la Sociedad, 2016). Aunque evidentemente no se refiere a Chile, la obra de este agudo pensador francés aporta interesantes claves para aproximarse a nuestros problemas. Se trata de un libro que ofrece una penetrante radiografía política de Occidente, que no se queda en la superficie de los acontecimientos, sino que se centra en las articulaciones internas del orden político occidental. Su lectura permite pensar sobre las nociones de libertad e igualdad en la configuración de las democracias liberales, la relación entre el Estado y la sociedad civil, la frustración inevitable que despierta el orden político moderno, los desafíos de la globalización, el auge de los derechos, los riesgos implícitos en el gobierno de los jueces, o la necesidad de articular individualidad y comunidad.

En todos estos temas, el esfuerzo de Manent se dirige a superar la ilusión de que podemos prescindir de la política, es decir, la idea engañosa según la cual bastan la economía, el derecho y una moral humanitaria para organizar el mundo. Esto podría ir contra nuestras intuiciones, pero el autor sugiere que un espacio público cada vez más apolítico propicia una vida social centrada en los derechos individuales, donde cada vez hay menos en común y donde se vuelve difícil conciliar los intereses de unos y otros. Para el autor, solo la auténtica política es capaz de conectar las diversas dimensiones de la vida social y los distintos bienes en juego, y de vincular individualidad y comunidad de un modo que custodie la riqueza y la complejidad de lo humano. La ausencia de la mediación política conduce a una nueva versión de la guerra de todos contra todos: ahí no hay reflexión común, sino solo afirmación de individualidades y derechos que entran en tensión. No resulta gratis abandonar la política.

Una tentación ante la crisis chilena actual es desear con impaciencia soluciones rápidas que nos permitan superar la incertidumbre y volver al goce apacible de nuestra independencia privada, según la célebre expresión de Benjamin Constant. Sin embargo, no habrá solución sin un esfuerzo por captar nuestros verdaderos problemas y desafiar nuestros esquemas previos. Y salir de la crisis requerirá también luchar contra esa tendencia a querer vivir solo en un mundo privado, sin mayor implicación en lo público. Si emprendemos este camino lento de la reflexión común quizás ya hayamos empezado a encontrar una solución.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO