Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 18 de julio, 2020

Francisca Echeverría: Patria 

Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes Francisca Echeverría

Nuestro sistema previsional tiene dificultades que exigen reformas urgentes, pero ni siquiera lograremos eso si no superamos la inmediatez y los cálculos mezquinos, para pensar de una vez por todas en Chile.

Francisca Echeverría Centro Estudios e Investigación Social SIGNOS, Universidad de los Andes
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

¿Qué se juega Chile con el proyecto de retirar fondos previsionales? No se trata solo del futuro de las jubilaciones, de las AFP o del modelo de desarrollo. En rigor, cruzar esa línea podría llevarnos a una pendiente de erosión institucional de consecuencias insospechadas. Lo que está en juego es la República, y no es seguro que todos los parlamentarios hayan calibrado el peso de su voto. Un lúcido observador ha notado que hoy es fácil alcanzar quórums para destruir instituciones, pero no para reemplazarlas. Nuestro sistema previsional tiene dificultades que exigen reformas urgentes, pero ni siquiera lograremos eso si no superamos la inmediatez y los cálculos mezquinos, para pensar de una vez por todas en Chile.

La crisis parece arrancar de antes, de la pérdida de una perspectiva auténticamente común, que podemos identificar con la idea de nación: acá estamos todos involucrados. Más allá de la cuestión del 10%, será difícil salir del atolladero actual sin pensar en la patria, sin sentir desde ella. La misma noción de patria parece hoy un concepto pálido, que asociamos a fiestas folclóricas, pero que hemos abandonado como articulador de la vida común. El temor al nacionalismo y el atractivo del cosmopolitismo globalizante nos han distanciado de lo nuestro, del país que hemos recibido y del que somos responsables. En esta materia, la lógica refundacional -que pretende demoler todo con la ilusión de que brotará algo nuevo desde ahí- es simétrica con la actitud de quienes ven con recelo nuestra pertenencia a América Latina, solo piensan en el riesgo país y, ante crisis como estas, preferirían “cerrar por fuera”. En el fondo, no se sienten parte de este barco. Quieren fabricar un país a voluntad, sin comprender que solo se cuida y se reforma creativamente aquello que se quiere.

Chile puede tener problemas serios, pero es Chile. Es lo nuestro. Es aquello que, con sudor y sangre, levantaron quienes nos precedieron. Es la patria, la tierra donde están enterrados nuestros padres y abuelos. Es el lugar al que regresamos siempre. El momento político es crítico, pero éste sigue siendo el país de la Mistral, Neruda y Parra, de la fuerte sangre mapuche, de la cordillera imponente, de la fiesta de La Tirana y del castellano propio, repleto de imágenes expresivas y palabras locales. Y sobre todo, sigue siendo el rincón al que pertenecemos, la nación que construimos juntos, el hábitat humano del que nos nutrimos y al que nos debemos.

Como dice Chesterton, los países no se aman porque sean bellos, sino que son bellos porque se aman. Ese cariño se transmite de una generación a otra junto con una memoria histórica y la disposición a sacrificarse por algo más que lo propio. Es tarea nuestra que la cadena no se corte y que el espíritu sea construir un país y no demolerlo. Para los políticos se traduce en ejercer el cargo con un mínimo de responsabilidad y dignidad, y en huir de lógicas revanchistas que pueden horadar ese piso común; en otras palabras, alejarse del triste espectáculo que hemos visto estos días en el Congreso. Y, para todos, supone cuidar el tono y mirarnos como chilenos que están en el mismo barco y han de buscar un camino juntos. Aunque el fracaso siempre es posible, la historia no está escrita.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO