Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 22 de septiembre, 2018

Francisca Cruz: Déficit habitacional y segregación

Miembro del directorio de Horizontal Francisca Cruz

Estamos en un momento crucial para promover proyectos de integración social que permitan en forma sustantiva aumentar la oferta de viviendas de bajo costo y bien localizadas.

Francisca Cruz Miembro del directorio de Horizontal

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Preocupantes son las cifras dadas a conocer en la última encuesta Casen respecto al aumento en el déficit habitacional, el que asciende a casi 500.000 viviendas, hecho que nos lleva a niveles similares a los de hace 20 años. Más allá de la debida revisión respecto a la diferencia de este déficit con el constatado en los datos del más reciente Censo, surge la necesidad imperiosa de darle una mayor prioridad en la agenda a la política habitacional.

 

La eficiencia de la inversión pública es clave y para ello es fundamental que exista una correlación directa entre terrenos mejor emplazados y las condiciones urbanísticas que determinan lo que se puede construir en ellos. De tal forma que más personas puedan beneficiarse de la infraestructura, servicios, transporte público y equipamiento. Sin embargo, esto no ocurre siempre e incluso llega a tal extremo que en una misma comuna se pueden encontrar terrenos cercanos al Metro u otros medios de transporte masivo estructural con densidades o número de pisos mucho menores que aquellos que están lejanos y con muy bajo niveles de servicios y equipamiento. Claramente el proceso actual para modificar un plan regulador no permite que esto se haga con el dinamismo que requiere la ciudad y para los alcaldes modificarlo requiere de muchos años, aparte de los recursos necesarios, lo cual termina finalmente en planes reguladores muy antiguos, desfasados e incluso comunas sin un instrumento de planificación. En consecuencia, las comunas se quedan con un lastre normativo que no permite tener una política habitacional eficiente, que no solo entregue viviendas sino que también, a través de la entrega de subsidios habitacionales, generen las oportunidades que las familias más vulnerables y de clase media necesitan y con tanta urgencia.

 

La segregación de la ciudad tiene impactos urbanos y sociales enormes. La desventaja del aislamiento es claramente determinante en un menor acceso a oportunidades de trabajo, acceso a servicios y en consecuencia proliferan la pobreza y la frustración.

 

Por otra parte, el número de familias en situación de allegados es aún más desalentador. Según la encuesta Casen, en los últimos 20 años éste se ha más que duplicado. Este dato ratifica que las familias muchas veces privilegian una vivienda más chica, incluso más precaria, a cambio de mejor nivel de accesibilidad y conectividad. La situación también responde a que en los últimos 13 años el precio de las viviendas ha aumentado más de dos veces el ingreso per cápita, lo cual en gran medida se ha generado por la poca disponibilidad de suelo. Ello repercute en que la aplicabilidad del subsidio sea muy difícil para muchas familias. Es importante preguntarnos si estas familias que viven de allegadas postulan a subsidio o si perciben que la actual política habitacional los obligaría a desplazarse a la periferia y, por ende, optan por no hacerlo. En ese caso, tenemos un problema mayor que solucionar y es que no estamos focalizando los recursos finalmente en quienes más lo necesitan.

 

En este sentido iniciativas como las que permite aumentar la densidad en terrenos cercanos a servicios y vías estructurantes van en el sentido correcto. Porque claramente apuntan a una política habitacional que da oportunidades, que permite en simple, dotar de viviendas para los familias más vulnerables en terrenos bien ubicados, cercano a servicios y a menos de 300 metros del Metro y vías estructurantes. Con este beneficio normativo podrían llegar a construirse más de 200.000 viviendas. La iniciativa considera que cualquier proyecto inmobiliario pueda acogerse a estos beneficios con la condición de que reserve una cantidad de su oferta para ser adquiridas mediante subsidio habitacional. La idea es generar una política que integre y que ponga el foco en igualar la cancha, en tener las mismas oportunidades. Porque efectivamente no da lo mismo donde vivan las familias más vulnerables, la segregación de la ciudad tiene impactos urbanos y sociales enormes. La desventaja del aislamiento es claramente determinante en un menor acceso a oportunidades de trabajo, acceso a servicios y en consecuencia proliferan la pobreza y la frustración.

 

Estamos en un momento crucial para promover proyectos de integración social que permitan en forma sustantiva aumentar la oferta de viviendas de bajo costo y bien localizadas. Iniciativas como esta debieran contar con un amplio y transversal respaldo ya que finalmente permite una ciudad más equitativa y de más oportunidades para todos.

 

 

FOTO: HANS SCOTT/AGENCIAUNO

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete