Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 10 de enero, 2020

Felipe Mancilla: Política, políticos y la falta de hábitos

Concejal La Florida Felipe Mancilla

Formar una clase de dirigentes políticos renovados y antidemagógicos debe ser una tarea prioritaria para este “nuevo Chile”. Solo así se podrá proteger el debate y la reflexión del espíritu de consigna, pero también blindarse contra los mismos vicios que se generan en el sistema político.

Felipe Mancilla Concejal La Florida
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Al revisar las distintas encuestas que se han realizado para determinar las causas y elementos que gatillaron el reciente estallido social del 18 de octubre se encuentran ciertos mínimos comunes, como la falta de empatía de la clase política para palpar, comprender y dar solución a las urgencias sociales del Chile real.

Desde ese punto de vista, es absolutamente justificable la molestia y hastío de la ciudadanía por la política si al observar los resultados de los distintos instrumentos de medición de opinión pública, año tras año, o bien, década tras década, las principales temáticas insatisfechas siguen siendo las mismas: salud, pensiones, educación.

A la ausencia de empatía, como uno de los grandes males morales de nuestra alicaída clase política, podríamos sumar la falta de rigurosidad y seriedad con lo que muchas veces se discuten los temas de interés público, quedando de ello, simplemente la consigna vaciada de contenido. Piénsese en cómo se dio, en forma y fondo, la discusión del proyecto de ley presentada por la diputada Camila Vallejo, relativo a la reducción de la jornada laboral a 40 horas, en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, o bien, cuánta verdad hay al rechazar -a priori- las iniciativas, no por sus cualidades, sino por su origen o autoría dado que provienen del adversario.

Asumiendo ambos puntos descritos anteriormente como prácticas que se han ido adoptando tanto en nuestros representantes como en el sistema, vale la pena preguntarse, ¿es posible compatibilizar la rigurosidad y seriedad en el debate, es decir, combatir el espíritu de consigna, con la recuperación de los hábitos y virtudes políticas? ¿Es posible reconocer virtudes en las iniciativas presentadas por el adversario, sin descalificarla o vetarla por su origen? En otras palabras, ¿es posible combatir la demagogia, que lentamente ha ido corrompiendo nuestra democracia y nuestras instituciones?

Ante ello, corresponde asumir como un desafío permanente, de cara a una política seria y responsable, el combate constante a la consigna falsa, ampulosa y hueca, estableciendo un nuevo estilo de hacer política, el que quizás, muchas veces, implicará asumir una labor rectificadora desde la soledad y en posición de minoría, pero de forma respetuosa y objetiva, el que sin claudicar en los ideales de lo que se busca defender, podrá a la larga captar el interés de la audiencia ciudadana. De la misma manera, corresponderá como una labor personal del representante recuperar los hábitos en política, el que implica cumplir con lo que se promete, así como también combatir contantemente la demagogia, es decir, no ofrecer lo que no se puede -a sabiendas- cumplir; mostrar sólo un lado de la moneda con la finalidad de agradar o captar una mayoría circunstancial, sabiendo previamente costo que implica ello, entre otros.

En conclusión, formar una clase de dirigentes políticos renovados y antidemagógicos, debe ser una tarea prioritaria para este “nuevo Chile”, el que permita proteger el debate y la reflexión del espíritu de consigna, pero también protegerse de los mismos vicios que se generan en el sistema político, es decir, recuperar los hábitos políticos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete