Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 23 de marzo, 2019

Esteban Montaner: Autonomía, pluralismo y humanidad

Coordinador de Investigación de Fundación para el Progreso Esteban Montaner

El proyecto tras el Foro por la Democracia celebrado esta semana puede ser capaz de lograr apoyos más allá del domicilio político de quienes lo lleven adelante. Si la derecha deviene o no en hegemónica no es el punto, aquí de lo que se trata es de la promoción de ideas y valores que trasciendan el mezquino eje de izquierda y derecha.

Esteban Montaner Coordinador de Investigación de Fundación para el Progreso
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Esta semana se celebró el Foro por la Democracia en nuestro país. Una instancia que, al alero de los partidos de Chile Vamos, busca conversar sobre el rol de la democracia en Latinoamérica. Con un sano optimismo, se llevó adelante una gran jornada donde las palabras libertad y democracia se llevaron el protagonismo. Una buena iniciativa, pero es importante ser cuidadosos para no correr el riesgo de confundir lo trascendente con lo contingente. Se requiere de tiempo, trabajo, y por, sobre todo, de valores sustantivos que rijan este proceso. Me atrevo a mencionar tres: autonomía, pluralismo y humanidad.

El planteamiento de estos valores no es una cuestión irrelevante. Se trata de proponerle al activismo político la posibilidad de pensar en grande y a largo plazo. De actuar con la convicción de que lo que se está haciendo no se hace por el mero afán de poder y de ganar elecciones. El proyecto tras esta incipiente iniciativa puede ser capaz de lograr apoyos más allá del domicilio político de quienes lo lleven adelante. Si la derecha deviene o no en hegemónica, no es el punto, aquí de lo que se trata es de la promoción de ideas y valores que trasciendan el mezquino eje de izquierda y derecha.

Si nos quedamos estancados en la trifulca de trincheras, si caemos en el juego de enemistad propuesto por los enemigos de la libertad y la democracia, todo el esfuerzo será fútil.

Autonomía. La consideración de los individuos como sujetos autónomos es fundamental. El desarrollo de un relato, como el que se propuso en el foro, debe concebir a los individuos como soberanos, como dueños de sus proyectos de vida. En ese sentido, la democracia no es otra cosa que una forma de gobierno que tiene como objetivo la vida en sociedad respetando los espacios de libertad individual.

Pluralismo. La sociedad contemporánea es de una complejidad tal que no parece correcto reducirla a un eje unidireccional como estamos acostumbrados. La sociedad no se constituye en base a blancos y negros, sino que es una amplia escala de grises y de distintas gamas, no reducibles a dicotomías enfrentadas. La ciudadanía expresa distintas sensibilidades, con disímiles visiones de mundo. El desarrollo de una sociedad libre y democrática será posible si no excluimos a priori a nadie y no limitamos el proyecto solo a aquellos que creen en él.

Humanidad. La idea de gobierno democrático basado en los principios liberales implica la idea de individuos relacionados con otros. El progreso de Latinoamérica necesita de ciudadanos comprometidos con la autonomía y el pluralismo, pero para que aquello sea posible es necesaria la igual consideración del otro, promoviendo la cooperación y solidaridad entre los ciudadanos. Todo lo anterior, se encuentra en la concepción liberal de humanidad.

Dejando de lado el proselitismo militante, Latinoamérica puede avanzar hacia los valores aquí mencionados. El triunfo del proyecto propuesto en el Foro por la Democracia de Santiago pasa por la generación de una red con la convicción trascendente de llevar el desarrollo a nuestros países, no por un interés electoral, sino por el valor de los valores aquí propuestos. Si nos quedamos estancados en la trifulca de trincheras, si caemos en el juego de enemistad propuesto por los enemigos de la libertad y la democracia, todo el esfuerzo será fútil. Latinoamérica escapando de su herencia histórica, plagada de populismos y odiosas luchas fratricidas, puede mirar hacia adelante con un brío basado, justamente en autonomía, pluralismo y humanidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más